Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería de Pontevedra se planta y convoca un cierre total hoy como protesta

El sector también realizará una cacerolada ante sus establecimientos para reclamar que las fuertes restricciones que les empujan al cierre vengan acompañadas de ayudas

Una hostelera con la esquela que colocó en su local de la calle San Román. Rafa Vázquez

“Descanse en paz la hostelería y el ocio nocturno de Pontevedra. Falleció el pasado 30 de octubre de 2020 asesinada por el Gobierno central, la Xunta y la cooperación del ayuntamiento de Pontevedra”. Así reza la esquela que desde ayer mismo se puede ver en muchos establecimientos hosteleros de la ciudad. Una iniciativa que forma parte de toda una batería de movilizaciones que anuncia el sector en la ciudad del Lérez ante situación “crítica” en la que se ven bares, cafeterías, restaurantes y locales de ocio nocturno tras las últimas restricciones.

Primero fueron las redes sociales y ahora los carteles están ya en los propios establecimientos, al tiempo que anuncian una cacerolada para las 12.30 de hoy a las puertas de sus respectivos locales. Las movilizaciones se completan con una llamada al paro generalizado durante la jornada de hoy. Un “cierre general” de la hostelería que ya han confirmado que secundarán entre 70 y 100 establecimientos, según la plataforma convocante.

¿Cuáles son sus reivindicaciones? Que las administraciones pongan a su alcance ayudas para que no se deje morir el sector. No entran tanto a discutir las medidas sanitarias (aunque consideran que se “demonizó” al sector sin razón) como a insistir en que las mismas deben venir acompañadas de medidas de ayuda, dado que en la práctica tanto el toque de queda como el cierre perimetral (que incluyó la prohibición de reunión para las personas no convivientes) es similar a ordenar un cierre del sector.

Esquela por la muerte de la hostelería pontevedresa. FdV

“Si antes nos estábamos ahogando, ahora estamos directamente hundidos”

Marta García - Regente de Meigas Fora

decoration

“La gente ya casí no salía antes por la situación sanitaria pero ahora directamente ya no puede hacerlo, no hay ningún decreto ordenando el cierre de la hostelería nocturna, pero es como si lo hubiera en la práctica porque no tenemos clientes”, explicaba ayer Marta García, del “Meigas Fora”. “Y todo ello sin que se haya articulado ningún tipo de ayuda”, asegura. “Si antes nos estábamos ahogando, ahora estamos directamente hundidos”, afirma.

La situación es dramática también para restaurantes, taperías, bares o cafeterías. Desde “La Culpa de la Gula”, otro de los establecimientos que ayer colgaba esta esquela, explicaban que lo mismo sucede con la restauración: La limitación de reuniones entre no convivientes y el toque de queda ha hecho que la afluencia al local caiga a mínimos “mientras los gastos se mantienen todos al cien por cien”. Una situación que no hace rentable levantar la persiana del negocio cada día sino hay ayudas.

“Ya no podemos más, se piden reduciones de aforos, de horarios, algo que no se discute, pero estas medidas tienen que venir acompañadas de ayudas o exoneración de impuestos y tasas” de lo contrario auguran el cierre de un alto porcentaje de establecimiento y la destrucción de un buen número de puestos de trabajo. Desde la propia Federación de Hostelería de Pontevedra se vaticinaba estos días que, si no se pone remedio a la situación, uno de cada cuatro negocios no va a poder superar la pandemia.

Uns hosteleros cuelgan la esquela en su local anunciando la defunción del sector. Rafa Vázquez

El sector denuncia que la afluencia a los locales cae a mínimos “mientras los gastos se mantienen todos al cien por cien”

decoration

Este movimiento espontáneo que surgió entre la hostelería pontevedresa el pasado sábado (cuando observaron que las nuevas restricciones equivalían a un cese de la actividad para ellos), busca ahora conseguir la unión de todas las asociaciones sectoriales para que los representen ante las distintas administraciones con unidad de acción: “Vienen tiempos difíciles y es necesario que todas las administraciones sepan que el pequeño comercio, la hostelería y el resto del sector estamos ahogados”, explican.

Ayer ya mantuvieron reuniones con la asociación de hostelería de Pontevedra, Hoempo, y con el centro comercial urbano Zona Monumental, dado que también quieren sumar al pequeño comercio a sus reivindicaciones. Además de las protestas previstas para hoy se está gestando una manifestación para el futuro.

Compartir el artículo

stats