La delegada territorial de la Xunta en Pontevedra, Luisa Piñeiro, visitó la Escuela Infantil Saíñas, en Poio, para conocer su funcionamiento y las mejoras proyectadas en sus instalaciones gracias las ayudas de la Consellería de Política Social, que aportó un total de 168.000 euros en 2020. Piñeiro destacó, además, el “gran apoyo e implicación” del Gobierno gallego en los centros y otras actividades de conciliación promovidas por iniciativas sociales o benéficas.

La representante autonómica valoró, así, la “política global e integral de conciliación de la Xunta apoyando estas iniciativas sociales, ofreciendo otras alternativas, como las casas nido, de gran importancia en las zonas rurales, y articulando facilidades para las familias a través de la gratuidad total para la matrícula de los segundos hijos, que está vigente desde lo pasado 1 de abril y que se implanta por vez primera en un curso completo”.

Inversión

Piñeiro explicó, tras recorrer las instalaciones con las educadoras y con el alcalde de Poio, Luciano Sobral, que esta escuela, impulsada desde hace décadas por la Asociación Educativa Monte Saíñas, recibió este año 144.273€ de la Xunta para invertir en su funcionamiento y en la mejora de sus infraestructuras y equipaciones al amparo de la orden de ayudas del pasado mes de julio para escuelas infantiles de entidades privadas de iniciativa social sin ánimo de lucro.