Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería se declara “al límite” y teme que hasta un 30% del sector cierre en unos meses

Al menos uno de cada cuatro negocios no superará la pandemia, según la Federación de Empresarios de Hostelería y Hoempo. Piden exenciones de urgencia en los impuestos y denuncian “un cierre larvado”

Las terrazas han multiplicado su demanda con la pandemia.

Las terrazas han multiplicado su demanda con la pandemia. Gustavo Santos

Uno de cada cuatro negocios de hostelería cerrará sus puertas en las próximas semanas, de cumplirse las previsiones de sus principales asociaciones profesionales. El sector está al límite y el presidente de la Federación Provincial de Empresarios de Hostelería, César Sánchez Ballesteros, no duda de que en breves fechas “el 30% de las empresas” de Pontevedra estará en serio riesgo de bajar definitivamente la verja.

“Es difícil estimar con precisión, lo hacemos a partir de la evolución a nivel estatal y también de variables en Pontevedra, inicialmente se calculó que sería un 15% del sector” el más duramente afectado, explica el presidente de los hosteleros, pero tras la segunda ola de la pandemia incluso esas previsiones que parecían negativas se han quedado cortas. Concluye que a estas alturas “lo único que podemos esperar es que este invierno se van a ver muchos establecimientos cerrados”.

“Son familias que están cerrando un ciclo en el que se han arruinado, que hoy tienen deudas y que ya no podrán reabrir sus negocios”

César Sánchez

decoration

Si algo define al sector es la atomización. Se trata de pequeñas empresas “y normalmente detrás está una sociedad limitada o un autónomo”, recuerda César Sánchez, “son familias que están cerrando un ciclo en el que se han arruinado, que hoy tienen deudas y que ya no podrán reabrir sus negocios”. En opinión del presidente de la Federación Provincial de Hostelería, “nos enfrentamos a un empobrecimiento generalizado” que, si cabe, aún es más impactante en los establecimientos de ocio nocturno.

“En la noche llevan 5 meses cerrados”, subraya la Federación Provincial de Hosteleros, que destaca que tras decretarse el cierre de estos negocios, este otoño “les pasan por ejemplo el IBI, no hay ni asomo de vergüenza en unas administraciones que cierran obligatoriamente y después se olvidan de ellos”.

Reclama ayudas públicas o medidas desde las administraciones que refuercen los descuentos, por ejemplo en los alquileres y en las tasas durante el tiempo que duren los cierres ligados a la pandemia. Y es que tras las declaraciones de buenas intenciones iniciales, muy pocos propietarios han condonado las deudas por arrendamientos de locales o se han ofrecido a compartir gastos. “No hay una ley que apoye este tipo de medidas”, lamenta César Sánchez, “cuando lo recomendable sería repartir la carga económica en estos momentos”.

Dos clientes esperan para la desinfección de una mesa. Gustavo Santos

Comparte el pesimismo sobre el futuro inmediato del sector Elena Vitoria, directiva de la asociación de Hosteleros Empresarios de Pontevedra (Hoempo), que constata tanto que “la debacle es absoluta” como la falta de apoyos de las administraciones.

En especial, denuncia el “cierre larvado del sector: lo permiten pero cortan horarios, limitan el aforo mucho más del 50% que se dice porque se elimina por completo el servicio en barra y algunos locales dependen de ella para financiarse”. A mayores, lamenta “el mensaje desde las administraciones de que las personas no socialicen, que no salgan, que se confinen, todos esos factores hacen que al final estemos abocados al cierre, sin apoyo y sin ayudas”.

Hoempo pone en marcha un servicio de mediación con los propietarios de locales para ajustar los alquileres

Cómo hacer frente al pago del alquiler está siendo uno de los grandes quebraderos de cabeza de no pocos hosteleros desde el arranque de la crisis sanitaria. En el centro histórico pontevedrés son estos negocios los que ocupan el grueso de los principales bajos, cuyos precios apenas han variado con la pandemia. “Muchos propietarios aceptaron inicialmente” renegociar a la baja, “pero que hayan aceptado es otra cosa”, señalan desde Hoempo, que pone en marcha un servicio de mediación para ajustar los alquileres. El servicio contará con un equipo legal y se dirigirá a “aquellos hosteleros que quieran iniciar una negociación o que se encuentren con un propietario reciente y necesiten asesoramiento”, explica Elena Vitoria, de Hoempo, que incide en que “en algunos casos ni siquiera la reducción del alquiler es suficiente, porque si estás cerrado seguirás teniendo que pagar tu parte sin tener ni un ingreso”.

Solo 9 positivos en 670 test a trabajadores y empresarios


Entre los empresarios y trabajadores duele lo que se considera “una demonización” del sector. A nivel estatal los contagios vinculados a la hostelería se sitúan en un 3,5% del total desde el mes de mayo, un porcentaje “mínimo en comparación con los más importantes escenarios que contagio, que son desde hace semanas las reuniones de familias y amigos”, señala César Sánchez. Con todo, en Pontevedra el porcentaje de casos ligados a la hostelería es aún más residual.


La asociación Hoempo realizó en las últimas semanas PCR a 670 trabajadores y propietarios de negocios de la ciudad del Lérez y solo 9 resultaron positivos. “Supone que solo un 1,37% del sector era positivo”, recuerda Elena Vitoria, directiva de la asociación, “y no obstante somos nosotros los que asumimos la carga social de la pandemia”.


Durante este mes de octubre la facturación ha caído “un 50% al menos”, indica la representante de los empresarios de hostelería. Resume los últimos días en que, sencillamente, “no hay clientes, algunos por la mañana pero muy pocos por la tarde y por la noche”. En este escenario, las nuevas restricciones ligadas a la crisis sanitaria son “una vuelta más de tuerca, cuando está claramente demostrado que la incidencia de la hostelería en los casos de covid es nula, en el caso de Pontevedra demostrado con análisis”. Se pregunta “por qué se han adoptado medidas especiales que perjudican solo al sector de la hostelería y no se aplican a otros como podría ser el de las inmobiliarias” y afirma que se trata de “una persecución del turismo y la hostelería”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats