Responsables de la Fundación Provincial Banco de Alimentos recibieron ayer dos máquinas logísticas donadas por la empresa Ence, Energía y Celulosa, S. A. que facilitarán el trabajo diario de las labores de almacén.

Se trata de una carretilla apiladora eléctrica y una envolvedora de palets, una doble donación que se enmarca dentro del convenio de colaboración de la tercera convocatoria del Programa Marco de Responsabilidad Social Corporativa de Ence, firmado entre la fábrica de Lourizán y el Banco de Alimentos. Fruto de esta actuación conjunta, las partes se comprometen a luchar contra la exclusión social.

Fue el propio director territorial de Ence, Antonio Casal, quien hizo entrega de ambas máquinas al presidente de la Fundación Provincial Banco de Alimentos, Pedro Pereira, y al responsable de la delegación pontevedresa, José Luis Doval, en la nave pontevedresa ubicada en el número 2 de la callde Faustino Santalices.

Pereira y Doval agradecen públicamente la implicación solidaria de ENCE Pontevedra, empresa colaboradora desde hace varios años ya con el Banco de Alimentos y con cuyas acciones sociales se permite seguir ayudando a las personas más vulnerables de la provincia.

Reparto

La Fundación Provincial Banco de Alimentos, creada en Vigo hace 25 años y con delegación en Pontevedra desde 2014, repartió en la ciudad pontevedresa y su comarca alrededor de 350.000 kilos de alimentos en lo que va de 2020. Desde el inicio de la pandemia y los efectos provocados por la crisis sanitaria actual, la necesidad en su zona de actuación se ha incrementado en un 30 por ciento.

La ONG en Pontevedra atiende ya a unas 6.000 personas vulnerables, a través de los 36 colectivos sociales con los que trabaja.

A nivel provincial y durante el primer semestre, la entidad entregó un total de 1.001.425 kilos de comida cubriendo así el 35 por ciento de las necesidades de sus beneficiarios.