Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Versiones contrapuestas en el juicio contra un acusado de violar a su pareja

La Fiscalía reclama que se le imponga una pena de 10 años de cárcel por agresión sexual

El acusado, durante el juicio celebrado ayer.

El acusado, durante el juicio celebrado ayer. Rafa Vázquez

Visto para sentencia el juicio celebrado ayer en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra contra un acusado de agredir y violar a su pareja en el domicilio que ambos compartían en el partido judicial de O Porriño.

Tras la celebración de la vista oral, el Ministerio Público fijó su petición de condena en diez años de prisión por el delito de violación. Una petición a la que se adhirió al acusación particular, mientras que la defensa pide la libre absolución.

Será el tribunal quien ahora deberá dictar sentencia en un caso en el que se escucharon versiones contrapuestas ayer durante el juicio celebrado en Pontevedra. El acusado negó los hechos y aseguró que las relaciones con su pareja fueron consentidas y antes del 18 de noviembre de 2018, cuando supuestamente se produjo la agresión.

A preguntas del tribunal sobre las lesiones y arañazos que presentaba la mujer en la cara y en otras partes de su cuerpo, el acusado se defendió diciendo que fueron autoinflingidas. Las forenses que declararon en el juicio calificaron las lesiones que presentaba la mujer como compatibles con su relato de los hechos, aunque tampoco pudieron descartar que fueran autoprovocadas, aunque reconocieron que sería un hecho “bastante raro”.

Para preservar la identidad de la víctima, su declaración se produjo a puerta cerrada y separada de su presunto agresor por un biombo. Trascendió durante la presentación de los informes de las distintas partes, que la mujer ratificó ante las magistradas de la Audiencia su versión de los hechos. Según el escrito de la Fiscalía, tras una discusión, el acusado de “forma violenta” le ató las manos con una cuerda fina tipo sedal y se situó sobre ella para impedirle los movimientos y luego la violó.

Compartir el artículo

stats