El Concello de A Lama llevó a cabo durante estos días un amplio operativo de limpieza y desinfección frente al Covid-19 de los seis cementerios municipales con los que cuenta en las parroquias de A Lama, Seixido, Antas, O Peso, Barcia de Seixo y Gaxate con el objetivo de que estén en perfectas condiciones para la celebración del Día de Difuntos.

Para que la jornada se desarrolle garantizando la seguridad sanitaria de los presentes en los camposantos, el Concello instalará también paneles explicativos sobre la nueva normativa que estará en vigor en los cementerio por el vigente estado de alarma decretado.

Además, se instalarán dispensadores de gel hidroalcohólico para garantizar la desinfección y la seguridad entre los fieles que se espera que aumenten sus visitas a los cementerios el próximo fin de semana, cuando tenga lugar la celebración.

Según informan desde el Ayuntamiento, siguiendo las peticiones de los concejales responsables de las distintas parroquias, el alcalde dio instrucción a los operarios municipales para que se reforzara la presencia de contenedores y papeleras en los puntos necesarios y se revisasen las canalizaciones de agua y servicios públicos en los cementerios con el fin de favorecer las tareas de limpieza en estas fechas.

En cuanto a la limpieza en sí, se procedió a su baldeo a presión gracias a la incorporación de un remolque versátil, especialmente preparado para la desinfección viaria con un plato de agua.

Además, las brigadas municipales aprovecharon para acondicionar las zonas ajardinadas, reprogramar las luminarias de las inmediaciones de los cementerios y dotar de más contenedores las instalaciones municipales, así como su consecuente incremento en la recogida de basura en los seis cementerios.

El regidor Jorge Canda explicó al término del operativo que estas tareas de limpieza se incrementaron en estas fechas señaladas del reciente estado de alarma, en las que se espera una mayor presencia de personas en los camposantos. Así, según señaló el alcalde, se acondicionaron los nichos y panteones con labores de desinfección previas a acoger la visita de numerosos familiares de los difuntos tanto para el 31 de octubre como para el 1 de noviembre, cuando se dan cita para honrar a sus seres queridos.