El Concello de Marín, ante la situación sanitaria, busca alternativas para disfrutar de las tradiciones que se celebran estos próximos días como son el Samaín y la festividad navideña. El gobierno local trata de establecer nuevas fórmulas para implicar a la ciudadanía en estos momentos del calendario tan señalados, de tal manera que se puedan realizar actividades seguras y que tengan impacto en el comercio y en la hostelería locales, que necesitan más que nunca la dinamización de su consumo.

Así, las concejales Raquel Soage e Itziar Álvarez presentaron ayer el concurso que se pondrá en marcha por Samaín y que animará al vecindario a disfrazarse para salir a dar un paseo y disfrutar de los decorados que se colocarán, por parte de la Fundación Juan XXIII y de la Asociación Os da Caña, en la Finca de Briz y en el Palco de la Música.

Para participar bastará con sacarse una fotografía en alguno de estos decorados entre el sábado 31 y el domingo 1 y subirla a Instagram. Al postear esta imagen, será necesario ser seguidor del perfil del Concello de Marín en esta red social (@ concellodemarin), mencionar la cuenta en el texto y utilizar el hashtag #SamaínMarín20.

Las tres fotos que cosechen más “Me gusta” serán que las que reciban los tres vales de compra, a canjear en los establecimientos locales adheridos a Marín en Red. Estos vales tendrán un valor de 150, 100 y 75 euros, respectivamente.

Aunque las fotos deben ser subidas en el fin de semana, habrá de margen hasta el martes, día 3 de noviembre, para que la gente pueda interactuar y ayudar a los participantes a conseguir estos vales, que podrán canjearse en cualquiera de los locales comerciales o de hostelería que se puede encontrar en el directorio online del ayuntamiento.

Dinamización del comercio

A finales de semana, el Concello hará públicos los ganadores, a los que se les hará entrega de estos vales de compra. Con esta campaña de dinamización, se busca incentivar la creación de un “ambiente virtual” de Samaín que redunde, finalmente, en el consumo en la economía local, que ahora más que nunca precisa de reactivar su actividad.

Siguiendo esta misma filosofía de apoyo al comercio, el gobierno local trabaja en otro concurso con el que incentivar la participación tanto del comercio y de la hostelería como de los particulares en esta fiesta.

El concurso consistirá en evaluar los mejores escaparates decorados con motivos navideños, en la categoría comercial, y los más trabajados decorados de los balcones, puertas y casas del vecindario, en la categoría de los particulares.

Este concurso aún está trabajándose por parte del gobierno local, por lo que se irán avanzando más detalles a medida que se acerque la época de Navidad. Lo que sí es seguro es que los premios consistirán también en vales canjeables por compras en el comercio y la hostelería de la villa.