De forma periódica, la Brilat realiza marchas de endurecimiento que forman parte del programa de adiestramiento de los militares de la Brigada Galicia VII. Normalmente utilizan pistas o senderos forestales pero ayer se pudo ver a los efectivos de la Brilat realizando un tramo del Camino Portugués a Santiago entre Pontevedra y Caldas en uno de estos entrenamientos rutinarios.