Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un instituto multiplicado por dos

El Sánchez Cantón recuperó ayer las clases presenciales al 100%, lo que supone atender por la mañana a los alumnos de ESO y por la tarde hasta las diez a los de Bachillerato

Alumnos de Bachillerato del Sánchez Cantón entrando ayer a las clases presenciales en el centro.   | // G.S.

Alumnos de Bachillerato del Sánchez Cantón entrando ayer a las clases presenciales en el centro. | // G.S.

Tras una batalla que llevó a la comunidad educativa a protestar en la calle para hacer valer su derecho a recibir una educación presencial en igualdad de condiciones que el resto de alumnos de Bachillerato de Galicia, el instituto Sánchez Cantón recuperó ayer el 100% de la actividad presencial en el centro.

Los estudiantes volvieron a ocupar las clases y lo hicieron con relativa normalidad, toda vez que el centro recibió ya la práctica totalidad de los 14 docentes que eran necesarios para que el centro pudiera cumplir los protocolos antiCovid-19 establecidos por la Xunta. Según explicó la directora del IES, Rocío Vieites, el centro ayer por la mañana tan solo estaba a la espera del nombramiento de uno de estos 14 profesores que se incorporarán al instituto.

Pero aún resuelta esta falta de personal, el trabajo que ha de realizar el equipo directivo y todo el personal del centro para garantizar la enseñanza completamente presencial es ingente. La directora lo expresa de manera muy gráfica: “Es como tener dos institutos en un mismo edificio”. Por la mañana impartiendo clase al casi medio millar de alumnos que cursa la Enseñanza Secundaria Obligatoria y en horario vespertino a todos los alumnos de Bachillerato. Estos acuden en horario 15.30 a 21.50 los lunes y jueves y hasta las 21 horas el resto de días. Es decir, un instituto en funcionamiento casi 14 horas diarias.

Asumiendo este importante esfuerzo, los alumnos volvieron ayer a las clases ocupando los espacios y las aulas ya desdobladas para sus compañeros de ESO, con una ratio media de 17 alumnos por aula (hay 18 o 20 en algunos espacios que lo permiten) y manteniendo la separación mínima recomendada y nunca inferior a metro y medio de distancia. También los equipos de limpieza se han adaptado a estas circusntancias para desinfectar a fondo el centro entre la salida de unos y la llegada de otros.

Al tratarse del primer día con todos los alumnos llegando a la vez en el centro, se formaron algunas pequeñas aglomeraciones –ya esperadas– en el acceso, que confían en que desaparezcan una vez que se “engrase” este dispositivo de entrada y salida.

Compartir el artículo

stats