El ayuntamiento viene de finalizar la limpieza del río Lameira, unos trabajos consistentes en la trituración de la maleza en los laterales y en el fondo de los vasos hidráulicos, según informó el concejal de Medio Rural, Pablo Novas, que explicó que ahora las labores continuarán en el río de A Laxe.

Finalmente, se actuará en el río Lapamán, desde la carretera general, y en el río Castiñeiras, desde el lavadero de Coirados al molino antiguo ubicado en Roza.

Esta limpieza, que se hace todos los años en otoño, tiene por objeto la prevención de cara a la época de lluvias del invierno de posibles desbordes y atascos en el lecho, que pueden ocasionar daños en las zonas más pobladas por las que discurren estos ríos.

Toallitas húmedas

Asimismo, desde el Concello se alerta de que desde las toallitas húmedas suponen un importante peligro medioambiental y de gestión del saneamiento, dado que no se degradan y producen importantes atascos en las redes.

Problemas en A Goleta

Ayer, técnicos municipales comprobaron la existencia de este problema en la Edar de A Goleta, recién renovada, y cuyo cestón de retención de sólidos apareció totalmente atascado por la acumulación de estos residuos, además de otros que también se descartan de manera irresponsable por el inodoro, como compresas, tampones, etc.

Concienciación

Desde el ayuntamiento apelan a la responsabilidad de la ciudadanía para evitar los importantes daños que producen este tipo de productos.

De hecho, inciden en que es responsabilidad de todos porque estos atascos no solo producen averías, sino que deterioran los equipos de saneamiento y encarecen la prestación del servicio.