El temporal de lluvia y viento de la noche del sábado al domingo obligó a los Bomberos de Pontevedra a intervenir por la caída de un árbol en la avenida de Buenos Aires. Su tronco ocupaba parte de la calzada y de la acera, en el carril de sentido Pontevedra-Monte Porreiro. Los bomberos tuvieron que seccionar el árbol en varias partes para retirarlo de la vía pública y reabrir la circulación.

Además, a las 12.20 horas de ayer acudieron a la capilla de San Roque para retirar una farola que amenazaba caída. Los transeúntes alertaron de que la luminaria, anclada a la fachada principal de la capilla, estaba rota y corría riesgo de desprendimiento, por lo que los bomberos la retiraron.

Al margen de estos incidentes, el viento provocó el desplazamiento de contenedores de basura que entorpecieron la circulación en varias calles, así como el rebosamiento del río Os Gafos.

Las aguas del Gafos cambiaron el color del Lérez en As Corbaceiras. FdV

Comarca

En el resto de la comarca, los servicios de Protección Civil de Poio y el GES de Sanxenxo también tuvieron que actuar por la caída de un árbol en A Escusa, que fue retirado, además de varias balsas de agua que suponían un riesgo para la circulación del tráfico, así como también varios contenedores desplazados de su emplazamiento y los habituales anegamientos de arquetas y cunetas.

En un momento en que la lluvia arreciaba se produjo también un accidente de circulación en A Porteliña, Poio, con heridos leves.

La comunidad vivió en una noche del sábado de temporal que dejó vientos de más de 100 kilómetros por hora en varios puntos.