Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Montecelo dobla el área de ingreso de Covid y forma un segundo equipo de médicos para su tratamiento

La presión hospitalaria en el CHOP se agrava con 50 pacientes ingresados por el virus E El área sanitaria tiene 622 casos activos y los municipios de Pontevedra, Marín, Poio y Vilagarcía están en alerta roja por la pandemia

Todos los ingresos por coronavirus tienen lugar en el Hospital Montecelo.

Todos los ingresos por coronavirus tienen lugar en el Hospital Montecelo.

El Complexo Hospitalario de Pontevedra, CHOP, vuelve a reorganizarse debido al imparable incremento de casos de coronavirus, que se agudizó desde el pasado miércoles, con 69 positivos nuevos. Solo ayer, se registraron 49 más.

Ahora, la máxima prioridad son los ingresos por la enfermedad. El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, con 622 casos activos en total, alcanzó ayer ya la cifra de 50 pacientes hospitalizados.

De ellos, 37 están en planta en Montecelo, otros cuatro en el Hospital do Salnés y dos en el QuirónSalud Miguel Domínguez. Los que más preocupan son los siete que se encuentran en la Unidad de Cuidados intensivos del hospital de referencia pontevedrés.

La orden de la gerencia es de habilitar toda la planta tercera al completo de Montecelo, la de Traumatología, para casos Covid, ya que hasta ahora solo se estaba utilizando la mitad de ella, la impar. 

Se creará un segundo equipo de facultativos para trabajar en la pandemia y se reducirá la actividad quirúrgica y la de consultas hospitalarias.

El brote de Oncología

El jefe de Neumología, Adolfo Baloira, reconoce que las cifras de ingresos se “han desvirtuado” debido al brote de coronavirus en Oncología del Hospital Provincial, que obligó a trasladar a todos los pacientes de esa zona a Montecelo tras resultar positivos. Este brote supera ya la treintena de casos, entre enfermos, personal sanitario y familiares o convivientes de ambos grupos.

“Si no hubiera sido por este brote, estaríamos solo un poco por encima de las cifras habituales”, afirma.

“Después del repunte de septiembre, el de ahora es un nuevo incremento de casos, acusado desde el fin de semana pasado, pero esto no quiere decir que sea ya la tendencia”, asegura.

En todo caso, Baloira advierte de que es muy difícil evitar que se produzcan más brotes en el hospital, tanto por parte de los propios trabajadores como de los pacientes o visitantes, sobre todo debido al elevado porcentaje de población asintomática frente al virus.

“Tenemos todos que asumir que vamos a entrar en meses críticos y que si no hacemos las cosas bien va a ser tremendo”, añade.

Por ello, desde la dirección se ha planteado ya la organización en los próximos días de un segundo equipo de facultativos para tratar pacientes de Covid. Actualmente, son cinco médicos los que se dedican a este frente, especialistas de Neumología y Medicina Interna. En el nuevo grupo se plantea incorporar también los de otras especialidades.

Ya en la primera ola de la pandemia llegaron a trabajar en esta enfermedad hasta cinco equipos de médicos, “porque llegamos a tener más de 90 pacientes ingresados”.

“Tratar a pacientes Covid supone mucho desgaste físico y psíquico. Es una sobrecarga importante. Se nota a la gente más cansada”, manifiesta.

“La estrategia Covid tiene que tener una base de partida, pero debe ser adaptada a cada momento”, indica el doctor Baloira. “Lo que ahora pronostiquemos, a lo mejor dentro de una semana no nos sirve y tenemos que hacer un cambio”.

Cada vez más jóvenes

El perfil de los pacientes ha cambiado ligeramente respecto al a primera ola de la pandemia. La edad media de los últimos que han fallecido en el CHOP es de poco más de 70 años, sensiblemente menor que en la primera. “También hay que decir que estos pacientes tenían mucha patología de base”, apunta Adolfo Baloira.

En cualquier caso, destaca que el número de muertes en Pontevedra y O Salnés es mucho menor que en otras áreas como la de Vigo, “donde teniendo en cuenta porcentajes de población es hasta cinco o seis veces mayor”.

Comportamiento social

El jefe de Neumología reconoce que hay “cierta preocupación” en el CHOP. “Pero es lógico, porque desconocemos cuál va a ser la evolución de esto: cuando lo tenemos bastante controlado vemos que se empieza a descontrolar otra vez”, dice.

Atribuye ese descontrol a la población en general, “a la que forma en que tenemos de comportarnos todos”.

“Hemos visto que se han hecho fiestas en lugares privados, sin mascarilla, y eso es lo que está trastocándolo todo”, se lamenta.

En cuanto al “toque de queda”, manifiesta que “no tengo nada claro el resultado de estas medidas”. “Por ejemplo, cuando se cerraron los bares por la noche, igual supuso más perjuicio que beneficio, porque proliferaron muchas fiestas ilegales por ahí que no se podían controlar”, afirma.

“Por mucho que queramos impedirlo, hay cosas que van a suceder. Lo importante quizá no es tanto que haya cinco u ocho personas juntas, sino que guarden las medidas: distanciamiento y uso de mascarilla”, recalca.

Por ello, recuerda que “todavía no hay un tratamiento eficaz para tratar el virus”. “Está todo en estudio, hasta que lleguen las vacunas, tenemos que andar con mucho cuidado”.

Las zonas de riesgo

La Consellería de Sanidade ha vuelto a incluir al municipio de Marín en el nivel de alerta 3 de riesgo por Covid, el rojo.

De nuevo, se une a los de Pontevedra, Poio y Vilagarcía, los otros tres del área sanitaria que están en esa categoría, según el mapa que cada día actualiza la Xunta.

De los 622 casos activos que hay en Pontevedra y O Salnés, 234 corresponden al municipio capitalino, donde hay, asimismo, 738 personas en seguimiento.

En Marín son 37 los casos activos y 100 las personas en seguimiento, mientras que en Sanxenxo hay 18 casos.

Desde el inicio del plan de contingencia de la Covid se han curado en el área 2.271 personas, frente a otras 27 que perdieron la vida debido a la enfermedad. Las pruebas de detección del virus están siendo claves para frenar la pandemia: 58.213 PCR desde marzo y 40.075 pruebas serológicas.

En el conjunto de la comunidad gallega hay 6.170 pacientes con el virus activo actualmente, 363 hospitalizados y 46 personas en la UCI. Hasta el momento han fallecido 859 personas en toda Galicia.

Compartir el artículo

stats