Las áreas de Fiestas, Cultura y Comercio del gobierno de Marín trabajan para analizar la situación y plantear alternativas que consigan crear ambiente navideño de manera segura y con garantías.

Así, adelanta que no habrá ni tren, ni carpas de actividades de Magia Marín, ni cabalgata de Reyes. “Estas propuestas, que llevan varias años cosechando un enorme éxito y que hacen de la villa un referente en la programación navideña, con actividades para todos los rangos de edad, son imposibles de llevar a cabo en esta situación. Tenemos que adaptarnos y optar por nuevas ideas que nos permitan disfrutar navideñas de una manera acorde a la situación que estamos viviendo”, asegura Sanmartín, concejala de Fiestas.

Sin duda, todas estas cuestiones en las que se está trabajando serán susceptibles de modificaciones según avance la situación sanitaria y según las restricciones que estén vigentes en el momento.

Alumbrado navideño

Una de las cosas que mayor atracción generan de la época de Navidad y que más ambiente consiguen crear en las calles y plazas de la villa es el alumbrado. El gobierno local acaba de iniciar el procedimiento de licitación del contrato para instalar este servicio, para lo cual se destinará una partida de 60.000 euros.

El plazo para la presentación de ofertas por parte de las empresas finalizará el día 6 de noviembre.

Además del tradicional alumbrado, se instalarán diferentes elementos decorativos, creando estaciones navideñas en distintas localizaciones de la villa.

Con el objetivo de involucrar al sector comercial y también a los particulares, el Concello valora organizar un concurso en el que la decoración navideña sea la protagonista. También adelantan que, a pesar de no haber Cabalgata de Sus Majestades, los más niños de la casa no quedarán ser ver a los Reyes Magos. Se buscará una alternativa organizada y programada para que la visita de estas figuras tan importantes para los niños se pueda mantener. Asimismo, se potenciará un mercadillo navideño con casetas de madera.