La comunidad educativa de Galicia debe “mirar hacia adelante” tras un inicio de curso “complejo” marcado por el Covid-19, según aseguró ayer el responsable de la Consellería de Educación, Román Rodríguez. A dos días de que los alumnos de Bachillerato del IES Sánchez Cantón comiencen las clases 100% presenciales, el conselleiro defendió el “gran esfuerzo” hecho por la Xunta en materia de refuerzo de profesorado que hará el cambio posible.

“Galicia hizo un gran esfuerzo en el ámbito de los desdobles, de incremento de profesorado y en el refuerzo de servicios básicos, como el comedor, el transporte o la limpieza”, insistió Rodríguez. Antes de participar en el acto de la asociación de Amigas y Amigos el Camino Portugués, que ayer le hizo entrega de su Insignia de Oro, el conselleiro valoró positivamente las medidas adoptadas para abandonar el sistema de educación semipresencial escogido en un primer momento para los institutos del Valle Inclán y del Sánchez Cantón por su elevado número de alumnos. “Se buscaron soluciones diferentes adaptadas a cada caso concreto, en función de cada instituto y, afortunadamente, después de un proceso de ajuste llegamos al objetivo: tener la presencialidad total”, señaló. A sí, a partir del lunes tanto Pontevedra como el conjunto de Galicia tendrán “presencialidad total” en sus aulas. “Creo que después de la complejidad del inicio de curso, estamos mirando hacia el futuro. Gracias al esfuerzo del profesorado y las familias, vamos en una línea positiva”, aseguró.

Protocolo de ventilación

En cuanto a próximas medidas que se estudian en Educación, Román Rodríguez adelantó dos proyectos en los que trabaja su departamento: un plan de adaptación a la docencia telemática y un protocolo de ventilación, que se mantiene a la espera del visto bueno de las autoridades sanitarias. “Tendrán que identificar puntos positivos y negativos del proyecto y, a partir de ahí, se tomará una decisión”.

En cuanto al avance del virus en los centros, el conselleiro situó la incidencia del virus en el 0,1%. “En centros educativos de enseñanza no universitaria todos los días entran y salen 450.000 personas entre trabajadores y alumnos El índice es muy bajo”, explicó. Se trata de un dato “relativamente positivo” para el conselleiro que agradece al esfuerzo de la comunidad educativa.