Los concejales del PP de Poio trasladaron en los últimos días las quejas de los vecinos de Chancelas por el mal estado de esta zona y pidieron al gobierno local que resuelva de una vez por todas el “abandono” al que, a su juicio, está sometido este vecindario de Combarro.

El portavoz popular, Ángel Moldes, junto al concejal Tucho Muíños, recorrió recientemente el núcleo acompañado de varios vecinos y comprobó “el estado lamentable de múltiples viales, así como el abandono del parque infantil y el mal estado de la mayoría de los contenedores de basura”, algo que “unido a la mala frecuencia de la recogida de basura hace que se repitan episodios de malos olores, colectores desbordando residuos o basura por el suelo e incluso, según denuncian muchos vecinos, la presencia de ratas y otros problemas de higiene”. En palabras de algunos de los residentes recogidas por el PP: “Es una falta de seriedad y de higiene”, y recuerdan que Chancelas es parte de Poio y no “vecinos de segunda categoría”.

Por ese motivo los populares trasladaron ante la Comisión de Urbanismo varios ruegos que permitan resolver el abandono del núcleo y escuchar a los vecinos, en particular la petición referente al desbroce y a una limpieza general de todas las calles y los caminos en mal estado o el acondicionamiento del parque infantil.

Limpieza general

Insistieron en una petición que los residentes en Chancelas llevan años solicitando, la reposición de los viejos contenedores en mal estado y que se controle e incremente la recogida, que actualmente en varias zonas es de apenas una vez a la semana “pese a que los vecinos de Chancelas, como los de muchos lugares de Poio, pagan el recibo más alto de la provincia por uno de los peores servicios. Es una auténtica vergüenza”, dicen, según el PP.