El secretario general de la Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, acaba de renovar su colaboración con la Asociación de Emigrantes Retornados Ulla-Umia (AERU) en su objetivo de prestar servicio a los emigrantes que regresan a la comunidad. El convenio, firmado por el responsable autonómico y el presidente del colectivo, Celso Domínguez Búa, permitirá a la entidad seguir prestando un servicio gratuito de información y asesoramiento a todos los gallegos que vuelvan a Galicia, en su sede situada en la Avenda Pedro Mateo Sagasta, en Caldas de Reis.

La Secretaría General de la Emigración contribuye tanto económicamente, con una aportación de 6.000 euros, como aportando la información necesaria a la labor de asesoramiento y seguimiento de los emigrantes y sus descendientes que regresan cada año a la comunidad autónoma que lleva a cabo la asociación de personas retornadas asentada en el municipio de Caldas de Reis.

Los servicios que presta la asociación abarcan tanto la información y el asesoramiento en materia de retorno en el sentido más amplio como las solicitudes a los diferentes organismos oficiales gallegos, españoles y extranjeros de la documentación necesaria para solicitar diferentes prestaciones, subsidios y ayudas asistenciales.

“Esta colaboración cobra especial relevancia en un momento en el que las cifras de retorno a Galicia están resultando muy positivas. En el último año casi 7.000 gallegos volvieron a nuestra tierra”, destacó Miranda, quien puso en valor que más del 80% de estos retornados tienen menos de 65 años.

El colectivo anuncia que seguirá con su lucha para acabar con la doble tributación por parte de los emigrantes retornados.