La alcaldesa de Marín, María Ramallo, junto a los concejales Pablo Novas y Raquel Soage, visitaron ayer la obra de renovación del alumbrado público en la zona de A Brea-Ameal, una actuación que se enmarca en el esfuerzo que está haciendo la administración local en la sustitución del alumbrado público de la villa por alternativas más eficientes.

Y es que según explicó Novas, con este proyecto prácticamente se duplicaron los puntos de luz existentes, mejorando sustancialmente la visibilidad en la carretera, una demanda muy importante dada la mejora que también se consiguió en seguridad vial. Este incremento va acompañado de un ahorro energético dado que las luminarias cuentan con tecnología LED y se renovaron los cuadros del alumbrado, así como la estética de los puntos de luz.