Dos auxiliares de Policía Local se incorporarán a la plantilla de Ponte Caldelas entre el 15 de mayo y 15 de septiembre del próximo año. Así lo anunció ayer el Concello, que hasta ahora cuenta con tan solo dos agentes.

De esta forma, será posible que el municipio cuente con patrullas de la Policía Local por las mañanas, tardes y las noches del fin de semana.

"Ponte Caldelas es un pueblo vivo, dinámico y con un crecimiento poblacional constante y por eso quiero que nuestros vecinos estén protegidos y se sientan seguros", destacó ayer el regidor, Andrés Díaz. Con la incorporación para esos cuatro meses de verano se dispondrá un mayor control en una época llena de actividad.