El alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz, recibió la visita de la nueva delegada territorial de la Xunta, Luisa Piñeiro, con quien repasó todos los temas que la administración autonómica tiene pendientes con Ponte Caldelas.

Así, Díaz aprovechó para solicitar a Piñeiro la máxima colaboración de las dos administraciones para beneficio de todos los vecinos de Ponte Caldelas y recordó a la nueva delegada territorial las "asiganturas pendientes" que la Xunta tiene con la villa, entre las que se encuentra el desbloqueo de la Casa da Quintán para crear un centro de día; la tercera fase de la PO-234 (carretera de Laxoso); e inversiones para el área arqueológica de Tourón, saneamiento, Central de Transportes, etc.