Con motivo del inicio de la campaña de la vacuna contra la gripe, que dará comienzo el próximo martes, 13 de octubre, el Concello de Poio habilitará en las cercanías del centro de salud de Anafáns una cubierta para acoger a los usuarios. Esta ación se hace a petición de la dirección del propio centro, dado que el exterior carece de lugares para resguardar de la lluvia.

La infraestructura permanecerá operativa desde el viernes 16 y así seguirá durante las primeras semanas de esta campaña del mes de octubre que es cuando se producen más satuarción de gente. Se trata de una iniciativa impulsada por la Comisión de Emergencia Covid-19. La edil de Seguridad Ciudadana, Marga Caldas, explica que "es una medida para no aglutinar gente dentro de las instalaciones. Debemos evitar aglomeraciones para mantener el control de la pandemia", señala la edil.

La iniciativa prevé contar con la colaboración de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil. Caldas Moreira explica que, aunque la campaña de la vacuna está impulsada por la Xunta de Galicia, la Administración local quiere garantizar la seguridad de las personas que se vacunen.

En este sentido, la edil hace hincapié en la importancia de recibir este tratamiento en el contexto actual. "Ahora más que nunca esta campaña cobra especial relevancia. Animamos a la ciudadanía a que se sume a ella, pero que lo haga respetando en todo momento las medidas que marcan las autoridades sanitarias", recalca. Además, el Concello está estudiando fórmulas para tratar de facilitar el desplazamiento al Centro de Salud de aquellas personas más vulnerables que no cuenten con medios de desplazamiento para poder trasladarse hasta allí.

Cabe recordar que una de las primeras medidas que activó la Comisión de Emergencias de la Covid-19 en cuanto se aplicaron en Poio, el 11 de septiembre, las medidas restrictivas, por parte de la Xunta, para controlar los contagios fue lade mantener un contacto directo con los responsables del centro de salud de Anafáns, así como de los ambulatorios de Combarro y Raxó, para "dar respuesta a sus necesidades, dentro de lasnuestras posibilidades"por eso continuamos las desifenccions.

Por eso el Concello asumió las tareas de desinfección, que corresponderían a la Xunta de Galicia. Estos trabajos se llevaron a cabo con personal municipal. Entre las medidas coordinadas por la Comisión de Emergencias también se incluye la entrega a domicilio de alimentos, medicinas o recogida de la basura para personas que se encuentran en cuarentena, relizadas por Protección Civil.