La subdelegada de Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, presidió ayer la constitución y primera reunión de la Comisión Local de Seguridad de Vilaboa junto a su alcalde, César Poza. A la reunión también acudió el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Pontevedra, Simón Venzal, así como otros representantes municipales.

"Quiero agradecer al alcalde la solicitud de constitución de este órgano en el Concello de Vilaboa, que no dispone de efectivos de Policía Local y que por lo tanto no puede contar con una Junta Local de Seguridad", explicó Larriba. Subrayó que "la creación de este órgano de cooperación y colaboración tiene como objetivo coordinar las acciones del Ayuntamiento y las actuaciones de la Guardia Civil en la localidad para garantizar la seguridad ciudadana del municipio".

Tal y como había acordado durante su primera reunión con la subdelegada, celebrada el pasado mes de septiembre, el nuevo alcalde puso en marcha los trámites formales para contar con este instrumento de cooperación en el Concello. César Poza explicó que "tras el incidente de casos de Covid19 registrada en la localidad y su área sanitaria y las medidas de restricción impuestas por la pandemia, la creación de esta Comisión resultará muy operativa para favorecer la cooperación y colaboración con las Fuerzas de Seguridad.

Larriba destacó los datos de delincuencia registrados en el municipio durante el encuentro, que evidenciaron "un estancamiento del índice de criminalidad en la localidad, que contabilizó el mismo número de delitos durante los primeros ocho meses del año 2020 que durante el mismo período de 2019".