El alcalde de Caldas de Reis, Juan Manuel Rey, mantuvo ayer en Caldas una reunión con el profesor Fernando Cobo Grandín en la que, entre otras cuestiones, se valoraron las analíticas efectuadas hasta el momento por parte de la Estación de Hidrobioloxía Embalse del Con de la Universidad de Santiago de Compostela (USC). Lo hizo en el marco del convenio firmado el pasado verano entre Concello y Universidad para la investigación sobre el incidente de las cianobacterias.

Alcalde y profesor mostraron su satisfacción por el hecho de que los análisis recibidos de muestras tomadas semanalmente entre el 14 de julio y el 22 de septiembre no identificaron ningún taxón de células de cianobacterias, tanto en los análisis microscópicas cómo en las de cianotoxinas. V

El propio Cobo manifestó su voluntad de mantener el contacto con el Concello de Caldas de Reis y de continuar colaborando en cuestiones como la eliminación de especies invasoras de los canales fluviales, cuestión de la que también es un reconocido experto. El profesor también tuvo palabras de agradecimiento para el Concello por la estrecha colaboración mostrada en los trabajos realizados durante los últimos meses.

El regidor realizó ayer una visita a la ETAP en la que aprovechó para recordar que los datos de la USC coinciden con los buenos resultados arrojados también por las analíticas semanales realizadas por el laboratorio autorizado de Espina&Delfín bajo encargo del Concello tanto a la entrada como a la salida de la ETAP, así como con las muestras que realiza regularmente la Consellería de Sanidad.

También con las realizadas en la última década por otros laboratorios autorizados de Applus y Míguez Muíños. Según Juan Manuel Rey, "esto es un aval incontestable sobre la calidad del agua que llega a los hogares de Caldas y ponen fin a todas las dudas y comentarios vertidos sobre esta cuestión.

Poner en entredicho analíticas de laboratorios independientes es para el Concello algo totalmente "absurdo", por ello defienden que, como venían afirmando, el agua de abastecimiento de Caldas no estaba afectada por la microcistina o por cianobacterias".

La ETAP de Caldas es una infraestructura moderna que cuenta con toda la tecnología necesaria para la correcta potabilización del agua. Sin ir más lejos, el Ayuntamiento realizó el año pasado una inversión de 18.000 euros en la renovación de los filtros de carbono activo.