Los centros educativos de Pontevedra completaron una semana de clases con casos positivos al alza, pero con un menor número de aulas cerradas a causa del virus. En concreto, son 51 los casos detectados en el conjunto del área, de los que 14 contagios se concentran en colegios e institutos del ayuntamiento de Pontevedra.

Mientras que hace una semana los centros informaban de un total de 48 casos, las aulas en cuarentena se redujeron en siete días a la mitad. Según informa la Xunta, son cuatro los que mantienen algún aula sin docencia presencial: el colegio de Mosteiro-Meis, que con seis positivos pasa a ser el que concentra un mayor número de infectados; el centro de Barcelos, que pasa a tener solo un aula en cuarentena; y dos escuelas infantiles de Marín (Casa do Mar) y Cotobade (Cotobade Tenorio).

El último en añadirse a la lista de centros con casos activos de coronavirus es el CPR Plurilingüe Sagrado Corazón de Jesús de Pontevedra.

Por otra parte, el Concello de Sanxenxo también informó de que un educadora de la Escuela Infantil de O Revel dio positivo, lo que obliga a cerrar una de las aulas de 2-3 años con 8 niños que deben guardar una cuarentena de diez días. La educadora se encuentra bien, recuperándose en su casa y ningún niño presenta síntomas por ahora.