Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El corte de Reina Victoria preocupa a la pequeña y mediana empresa: "Están aislando la ciudad"

Aempe ve la medida como un "sinsentido" y medita posibles acciones contra el cierre de la calle al considerar que tendrá un impacto negativo para el comercio, pues "dificulta el acceso de clientes desde O Salnés y Poio"

El cierre al tráfico de la calle Reina Victoria mientras dure la pandemia (la medida tiene como objetivo dotar de más espacio a los alumnos del Sánchez Cantón) está causando una gran preocupación entre la pequeña y mediana empresa de la ciudad de Pontevedra que ya se está moviendo para analizar el impacto que puede tener esta decisión del gobierno local en sus negocios y estudiar si adoptan alguna medida para expresar su rechazo. De entrada, para la mayor parte del empresariado local, la decisión les parece"un sinsentido, una aberración",en palabras de sus dirigentes.

Así de contundente califica la medida, por ejemplo, el presidente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Pontevedra (Aempe) José María Corujo. De hecho, en los últimos días ya se han mantenido reuniones de Aempe con empresarios y otras instituciones -como es el caso de la Cámara de Comercio- para estudiar posibles medidas de presión ante esta medida que califican como muy negativa. "Hay que tener en cuenta que esa calle es una de las principales vías de entrada a la ciudad desde Poio y O Salnés a través del puente de A Barca", explica Corujo. "Al cerrarla le estamos diciendo a todos nuestros clientes que llegan desde esas poblaciones, y que son muchos, que no vengan a Pontevedra", añade. Estamos levantando un muro virtual y aislando a la ciudad", señala el presidente de Aempe.

El colectivo empresarial reconoce que la peatonalización y el modelo de ciudad sirvió de revulsivo también para la economía y el comercio: "No estamos en contra de la peatonalización, pero todo tiene un límite", asegura, mientras añade que en los próximos días mantendrán nuevos contactos con la Cámara y con distintos empresarios para analizar cuáles son los pasos a seguir contra esta medida de la que, además, se desconoce su duración.

Destaca, por ejemplo, que se cierra el principal acceso a un aparcamiento público tan importante como es el de la Audiencia Provincial. "Es cierto que puedes llegar a él, pero dando más vueltas y por calles que solo conoces si eres de Pontevedra", indican desde Aempe.

Como trasfondo, Corujo también ve un paso más del BNG para lograr "cerrar al tráfico" el puente de A Barca o, cuando menos, convertirlo en un vial de un solo sentido, una idea que ya propuso anteriormente el gobierno local. Por último, sostiene que la medida tampoco es útil frente al Covid, dado que los alumnos del Sánchez Cantón tienen como lugar de esparcimiento tradicional el parque de As Palmeras, cruzando la calle.

"Una calle sin gente"

A pie de calle, en la propia Reina Victoria, el comercio también se posiciona mayoritariamente en contra del cierre de esta avenida. Carmela Díaz Lorente, lotera y responsable de la administración de Lotería, asegura que "el sábado pasado,el primero con la calle cerrada, sellé menos que un día festivo cualquiera" y asegura que la calle se ha quedado "vacía y sin gente" al cortar el tráfico. "Tengo muchos clientes de Poio que ya no vienen", afirma.

Nicol Grobas, de Noctalia Flex, explica que no está en contra de las medidas para combatir el Covid-19 y que podría entenderla "si fuera temporal" pero también duda de su efectividad. En cualquier caso, reconoce que ha tenido un descenso de clientes y visitas al establecimiento: "Yo utilizo códigos postales en nuestras operaciones y sé que un 60% de nuestro negocio procede de clientes de Poio, Sanxenxo o Vilagarcía, clientes que entraban por esta calle y a los que si dificultas el acceso en coche o el aparcamiento acabarán por irse a otras zonas comerciales en donde sí tienen esas facilidades", explica.

Desde la Mercería Marina Navarro también están notando una bajada de afluencia de clientes a esta calle, "está vacía, no hay gente", aunque desconoce "si es por el cierre del tráfico o por la situación general provocada por la pandemia". En cualquier caso, ve una "incongruencia" en el corte de tráfico dado que no observa que los estudiantes utilicen ese espacio. "Si se peatonaliza todo y me traen a una multinacional como Inditex para crear otra milla de oro vale, pero así, de repente y sin avisar, no".

Otra cuestión en la que coinciden tanto Aempe como los comerciantes de la calle es en lamentar que la medida se hubiera adoptado "sin avisar y sin un mínimo de diálogo con el comercio local". Y es que desde Aempe se señala que el impacto del cierre no solo se limita a esta calle, sino a toda la ciudad.

Compartir el artículo

stats