No es la primera vez que un jabalí de grandes dimesiones se deja ver por el entorno urbano del río Lérez. Un enorme ejemplar fue grabado el pasado mes de mayo corriendo por la Xunqueira de Alba y ahora se ha visto a otro jabalí de gran tamaño en el entorno de Tafisa y la Avenida de Buenos Aires.

De hecho, la presencia del animal causó el domingo a última hora de la tarde cierta intranquilidad a los vecinos de la zona que estaban paseando a sus mascotas en las zonas de verdes de la urbanización de Tafisa. Fueron ellos los que alertaron a la Policía ante el temor de que el jabalí pudiera atacar a alguno de los perros.

La presencia del jabalí movilizó a varias patrullas de la Policía Nacional que buscaron al animal, al que se volvió a ver en una segunda ocasión, pero que logró escabullirse aprovechándose de la oscuridad.