| Con el verano terminado, ha vuelto el castañero a la Praza da Ferrería para que el sabor de las castañas acompañe al otoño que acaba de entrar. El tiempo climatológico anima ya a degustar uno de los manjares del otoño gallego, si bien queda aún por llegar el veranillo de San Miguel previsto para los próximos días. Pero la locomotora del castañero ya humea en Pontevedra.