Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Blindar las residencias de la tercera edad y más rastreos

-¿Qué medidas concretas aconsejaría adoptar frente al importante repunte de casos que se está registrando en el área?

-En primer lugar la prevención: poner la mascarilla continuamente. No es suficiente con llevarla por la calle, hay que ponerla cuando estamos en sitios cerrados o poco ventilados y siempre que nos situemos a menos de dos metros de otra persona. En casa o domicilios, en el trabajo, en las mesas de las terrazas, etc, es fundamental tener siempre puesta la mascarilla y solo quitarla si vamos a comer o a beber algo durante unos segundos/minutos y volver a ponerla hasta el próximo sorbo o bocado. Debemos separarnos más en los domicilios unos de otros, mucho más si hay mayores. Una buena medida sería separar sus horarios de comidas, por ejemplo.

En segundo lugar, hay que blindar de los contagios a las residencias de la tercera edad e instituciones y centros similares. Esto debe hacerse a través de aislamientos adecuados y llevando a cabo la protección correcta de los cuidadores y residentes. Soy partidario de la posibilidad de visitar a los seres queridos con uno de los miembros de las familias elegido para ello y, tras la explicación y protección adecuada de los visitantes, y de forma periódica, no dejar a nuestros seres queridos mayores todo el tiempo solos si al final nos confinamos de nuevo.

Y por último, y no menos importante, considero que es fundamental realizar rastreos, tanto antes como después del diagnóstico del caso, que es algo en lo que fallamos mucho, siendo conscientes de que con niveles de casos de 500-1.000 por 100.000 habitantes no se consigue solo con el mejor rastreo el control y hay que iniciar confinamientos. Los cuales, en mi opinión, no deben esperar a realizarse porque si no, a posteriori, se necesitará que sean mucho más estrictos.

Compartir el artículo

stats