Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cronología del brote de Avigal: de 4 casos el día 15 a más de 50 solo una semana después

Un número elevado de operarios que dieron positivo en la PCR de la Xunta trabajaron tras el inicio del brote

Un trabajador de Avigal, ayer, con el traje de protección. // Iñaki Abella

Avigal cerrará durante todo el fin de semana para proceder a una limpieza y desinfección a fondo. La empresa avícola de Cambados lleva varios días en el ojo del huracán mediático, tras ser el presunto foco de un brote con casi 100 personas infectadas de coronavirus. Pero la crisis sanitaria en Avigal empezó mucho antes.

El Ayuntamiento de Cambados recibió una llamada anónima el martes, 15 de septiembre. Un hombre denunciaba que en Avícola de Galicia se habían detectado casos de coronavirus, pero que se seguía trabajando con normalidad. Inmediatamente, acudieron a la planta sendas patrullas de la Policía Local y de la Guardia Civil. Allí, responsables de la compañía les explicaron que, en efecto, había cuatro trabajadores infectados por Covid-19, y que estaban aislados en sus casas.

Policías y guardias civiles comprobaron que, por lo demás, la empresa funcionaba con normalidad; los trabajadores iban enfundados en trajes que les cubrían de los pies a la cabeza, y mantenían la distancia entre ellos. Se lo transmitieron al Ayuntamiento, y el concejal de Sanidade de Cambados, Constantino Cordal, llamó ese mismo martes al gerente del Sergas para avisarle de que en Avigal había un brote y que había que hacer algo.

Una semana y media después de ese martes, la situación en Avícola de Galicia (Avigal) tiene en vilo a toda la comarca de O Salnés. Dieron positivo por coronavirus o están en cuarentena 75 de sus 110 trabajadores, y también se han infectado unas 20 personas vinculadas a ellos. El brote de Avigal es uno de los más importantes que se han producido en Galicia fuera de las residencias de ancianos -si no el más importante por número de infectados-, y tiene parte de culpa de que los ayuntamientos de Vilagarcía y Vilanova hayan entrado en una fase de restricciones.

El lunes 14

Algunos empleados presentaron síntomas durante el fin de semana del 12 y el 13 de septiembre, y el lunes 14 la dirección de Avigal en Cambados ya le pidió a trabajadores que habían estado en contacto con ellos que se fuesen para casa. Al día siguiente, cuando la Policía Local y la Guardia Civil acudieron a la nave, el gerente les dijo que había cuatro infectados, pero que estaban asintomáticos y que la situación estaba controlada. Así lo afirma Constantino Cordal.

La dirección de Avigal decidió seguir trabajando, pero solicitó la realización de test serológicos para la totalidad de la plantilla. Fuentes solventes indican que el viernes recibieron los resultados, y solo aparecieron otras cuatro personas con coronavirus. Pero la realidad era que había muchos más.

El Sergas conocía de la existencia del brote al menos desde el martes -eran más de tres casos- pero no hizo el cribado de PCR masivos a la totalidad de la plantilla de Avigal hasta el fin de semana del 19 y 20 de septiembre. El lunes 21, según algunas fuentes, mandaron los estremecedores resultados de que había 52 operarios infectados.

En consecuencia, decenas de operarios de Avigal infectados hicieron vida normal en la fábrica y en sus casas durante varios días entre el lunes 14 y el 21.

Quejas de Cordal

El concejal de Sanidade de Cambados, Constantino Cordal, volvió a pedir ayer al Sergas que sea más transparente con los concellos. "¿Cómo vamos a adoptar medidas para ayudar a frenar la pandemia si no sabemos ni el número de casos que tenemos?", se quejó. Según Cordal, el martes pasado en Avigal le dijeron que la situación estaba controlada, él llamó a la Xunta y ya no volvió a tener noticia alguna del estado del brote hasta que lo desveló FARO anteayer jueves.

Cordal afirma que ayer llamó en incontables ocasiones al Sergas, y que no le dijeron nada, hasta que al fin sí recibió la llamada del gerente del área sanitaria sobre la una de la tarde. Le transmitió que por ahora no es necesario adoptar restricciones en Cambados, y quedaron en volver a hablar la semana próxima.

Por municipios de los trabajadores afectados, hay tres contagiados de Cambados. Los demás son de Vilagarcía, Vilanova y Meis, y también hay vecinos de Barro y Pontevedra.

Compartir el artículo

stats