Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El empeoramiento del área sanitaria prolonga otra semana las restricciones, en las que entra Vilagarcía

Hay 736 casos activos tras registrarse medio centenar más en tan solo un día - Los municipios de Pontevedra y Marín son los que más aumentos presentan - Un brote en la empresa Avícola de Galicia ya suma 50 positivos

Un agente de la Policía Nacional patrullando ayer en el centro de Pontevedra.

Un agente de la Policía Nacional patrullando ayer en el centro de Pontevedra. // Rafa Vázquez

La escalada de la pandemia en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés se recrudece, con 50 casos nuevos de coronavirus desde ayer. De este modo, son ya 736 los que hay activos, puesto que se han dado, por otra parte, 16 altas.

Uno de los brotes más importantes de los que hace seguimiento Sanidade suma ya 50 positivos en Avícola de Galicia, empresa que tiene naves tanto en la parroquia pontevedresa de Campañó como en el concello de Cambados. Tal y como ha podido saber FARO, los primeros casos se detectaron la semana pasada y uno de los puntos de sospecha de inicio del contagio es el comedor en las instalaciones cambadesas.

El área sanitaria se mantiene en el segundo peor lugar de Galicia en cifras absolutas de enfermos después de la de A Coruña, donde hay 1.110 positivos.

Pontevedra, así como Marín, Poio y Vilaboa, continuarán con las restricciones establecidas por la Xunta en base al criterio del comité técnico de expertos, que se reunió ayer de nuevo.

Además, la Consellería de Sanidad ha acordado incluir a Vilagarcía de Arousa en este grupo de concellos, una condición que será revisada en el plazo de una semana.

Entre las medidas destaca limitación de los aforos al 50% en los establecimientos, donde además está prohibido el consumo en barra; la limitación a diez del número máximo de personas en reuniones privadas y en la vía pública, y la reducción de asistentes a celebraciones, velatorios y lugares de culto.

Solamente entre ayer se informó de 50 enfermos más en el área sanitaria. De estos, 18 son vecinos del municipio de Pontevedra, que cuenta con 348 casos activos. Le sigue el de Marín, con 12 nuevos en un día y un total de 60 activos.

El empeoramiento en el municipio ha llevado a la alcaldesa, María Ramallo, a hacer un llamamiento a toda la ciudadanía para "mantener el cumplimiento de las normas, ya que la responsabilidad individual es fundamental en estos momentos".

A nivel municipal, además de mantener cerrados los locales y con aforos reducidos en la Biblioteca, el Aula Cemit y el Museo Torres, también se acordó que hoy el mercadillo cuente únicamente con el 50 por ciento de los puestos.

En cuanto al concello de Poio, el incremento ha sido de dos enfermos más, por lo que ahora hay 53 y otras 107 personas en seguimiento por parte de los equipos de rastreo.

Por su parte, en Vilaboa hay 21 enfermos y 40 personas en seguimiento.

La Comisión de Seguimiento de la Covid-19 del gobierno de Poio mantuvo ayer una nueva reunión para dar cuenta de las actuaciones impulsadas, que se suman a las restricciones aplicadas por la Xunta desde el pasado 11 de septiembre.

Uno de los aspectos en los que incide el Concello es en la coordinación con los centros de salud. En este sentido, fuentes del gobierno local destacan que existe una comunicación constante para facilitar el incremento de trabajos de desinfección, que se realizan de manera periódica.

Otra cuestión acordada fue el incremento de la vigilancia por parte de la Policía Local de Poio para velar por el cumplimiento de las restricciones y de las pautas de aforo y distanciamiento. Este cuerpo de seguridad tramitó más de 100 denuncias desde el inicio del verano a personas que no llevaban la máscara en la vía pública.

El alcalde de Poio, Luciano Sobral, al igual que su homóloga en Marín, hace un llamamiento a la ciudadanía para que siga cumpliendo con estas medidas. Además, el regidor informó de que se le dio traslado al Sergas de un listado de los negocios de restauración del municipio, para que los trabajadores del sector se sometan a las pruebas PCR de Sanidad.

En el conjunto del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, la mayoría de pacientes permanecen en sus casas evolucionando, 716, mientras que los 20 restantes están hospitalizados: 15 en planta y 5 en la UCI.

Desde el inicio de la pandemia, se han curado en Pontevedra y O Salnés 1.199 pacientes, mientras que han fallecido 19.

Actualmente, según datos del Sergas, en Galicia hay 4.460 casos activos de Covid-19.

Compartir el artículo

stats