El Concello de Pontevedra disolverá el organismo autónomo Pazo da Cultura, que gestiona las instalaciones culturales de la ciudad desde 1998. Desde el próximo 31 de diciembre, fecha de disolución, el Pazo y el Teatro Principal pasarán a formar parte de los servicios propios del Concello. Lo anunció ayer la concejala de Cultura, Carme Fouces, al presentar un Plan Estratéxico para el ámbito cultural en Pontevedra para la época "covid y post-covid".

En virtud de esta disolución el Pazo da Cultura, el Recinto Ferial, la Sala de Exposiciones del Pazo y el Teatro Principal pasarán a ser servicios propios del Concello. Fouces explicó que "esta era una decisión que fuimos retrasando pero que ya hacía tiempo que estaba sobre la mesa, y todavía más desde que se disolvió el IMD (Instituto Municipal de Deportes). Recordó que este tipo de estructuras "tuvieron cierto interés en su tiempo pero actualmente ya no son operativas y provocan una duplicidad de servicios que consumen importantes recursos y aun así están mal atendidos porque es imposible tener todo lo que precisan". Tras la disolución del organismo autónomo del Pazo, el Concello pasará a aprovisionar el Pazo, Teatro y Recinto Ferial de las necesidades que tengan en arquitectura, ingeniería, informática, o salud laboral. Con la disolución del organismo autónomo, el cargo de su directora gerente y del resto del "staff" del Pazo se resolverá "desde el punto de vista de Personal del Concello", indicó la concejala. Con esta decisión se abaratarán costes y el Pazo y el Teatro pasarán a ser gestionados directamente por el Concello como dependencias municipales. En todo caso, Fouces aseguró que "el público no notará ninguna diferencia porque se trata solo de una cuestión interna administrativa".

La concejala de Cultura presentó ayer los principales pilares en los que se sustenta la reformulación estructural que el Concello pondrá en marcha en materia de política cultural, con el objetivo de reactivar el sector en la ciudad. Se trata de una planificación que abarca desde la diagnosis del sector y la elaboración de un plan estratégico, hasta la creación de un Consello Asesor, pasando por la reforma de las equipaciones culturales y la disolución del organismo autónomo del Pazo. "Lo que buscamos es mejorar la gestión, optimizar los recursos económicos y dar la mejor cultura para la mejor ciudad" indicó Carme Fouces.

La concejala aseguró que ante la situación de crisis generada por la pandemia "somos ambiciosas y no nos ponemos ningún límite". Fouces situó en el primer punto de esta planificación la elaboración de una diagnosis de la cultura en Pontevedra. "Queremos saber cómo afectó la pandemia y cómo se están reinventando los proyectos" indicó, por lo que tomando como base el informe que el Consello da Cultura Galega publicó en junio "vamos a elaborar un informe propio adaptado a Pontevedra que nos dé el mapa cultural de la ciudad, con la vista puesta en la creación de un Puntazo Cultural que funcione como foro y que permita compartir sinergias entre todos los actores culturales". Esta diagnosis está enfocada a conocer la salud del sector y el impacto económico en la ciudad, para lo cual también se aprovechará el trabajo realizado desde el Observatorio de la Universidad de Vigo.

Reforma Teatro Principal

En cuanto a las equipaciones culturales (Pazo da Cultura, Sala de Exposiciones del Pazo, Recinto Ferial y Teatro Principal) serán objeto de las reformas de mejora incorporando los criterios sanitarios vigentes. La concejala explicó que por tratarse de espacios muy usados, tanto desde el área de Cultura municipal como a través de cesiones a otras entidades y colectivos, son espacios que precisan obras de mejora pero que ahora el covid-19 aceleró estas reformas.

En el Teatro Principal se harán obras para mejorar la accesibilidad a todas las plantas del edificio y la eficiencia energética, trabajos para mejorar la iluminación y algún refuerzo estructural. Fouces también anunció la constitución de un Consello Asesor de la Cultura "orientado a analizar las potencialidades que tiene la ciudad y proponer acciones culturales enmarcadas en un plan estratégico".