Con motivo de la apertura de los centros educativos y el inicio de curso escolar, la Comisaría de Policía Nacional en Pontevedra siguiendo instrucciones de la Jefatura Superior de Galicia, ha diseñado un dispositivo especial de vigilancia que permita garantizar el correcto funcionamiento de los colegios y evite cualquier problema de orden público.

Todas las actividades y actuaciones que se lleven a cabo en colegios e institutos de su demarcación vendrán coordinadas desde esta comisaría, de modo que desde el inicio del curso escolar, y sobre todo durante los primeros días de clase, además de la vigilancia por parte de unidades de seguridad ciudadana, las actividades de la Policía Nacional a través de su Delegación de Participación Ciudadana se centrarán en impartir consejos sobre el cumplimiento de las medidas de prevención sanitarias.

Todo esto, sin obviar en ningún momento la propia labor formativa del Plan Director que incluye charlas sobre cuestiones como el acoso, violencia de género, las drogas y el alcohol o el uso de las nuevas tecnologías.