La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivienda, Ángeles Vázquez, mantuvo una reunión de trabajo con la alcaldesa de Marín, María Ramallo, de cara a retomar las líneas de colaboración del departamento autonómico con la administración local para impulsar la construcción del nuevo auditorio municipal. Las instalaciones se construirán en una parcela del Puerto de Marín, entre la plaza de España y el Paseo Alcalde Blanco, donde ahora están situados los aparcamientos de detrás de la parada de autobuses y las pistas deportivas.

Previsión

Naos será la empresa que llevará adelante este proyecto, que marcará un antes y un después en la vida cultural de Marín. Está previsto que en 2022 el auditorio sea una realidad, tras años de ser una de las principales demandas de los distintos gobiernos marinenses.

La alcaldesa le avanzó a la conselleira que, después de todo el proceso de elaboración de pliegos y de licitación de esta obra, el equipo de arquitectos que resultó ganador del concurso ya está finalizando el proyecto definitivo del Auditorio, que será entregado oficialmente en el ayuntamiento en las próximas semanas.

Este proyecto fue una promesa electoral del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo en una visita a Marín, tras un recordario hecho por la propia Ramallo.

Tal y como indicó la conselleira de Medio Ambiente, la construcción de nuevas equipaciones en los ayuntamientos es uno de los objetivos del Plan hUrbe. Por lo que, una vez que se cuente con el proyecto definitivo, Xunta y Concello impulsarán un convenio de colaboración económica con el que garantizar la materialización de esta infraestructura cultural.

Ambas responsables coincidieron en señalar que una colaboración de estas características facilita poder ofrecer a nivel municipal un mejor y más amplio abanico de servicios públicos para el vecindario y que contribuye a revitalizar el tejido sociocultural de Marín, que precisa de una infraestructura acorde a la demanda y a la oferta de contenidos culturales de la ciudadanía.

Además, la construcción del Auditorio se enmarca en una rehumanización global de la zona, redundando en una mejora de este espacio urbano de uso público.