El departamento de Mantemento do Espazo Urbano, gestionado por la concejala Eva Vilaverde, pone en marcha un nuevo contrato relativo al mantenimiento y reparación de los bancos de la ciudad. Se trata de actuar en este mobiliario urbano que por el paso del tiempo o por el uso, está deteriorado o roto, en algunos de los casos, para que recuperen su estado originario y puedan ser empleados con confianza por parte de todos los ciudadanos.

Aunque se hará una actuación integral en todo el ámbito urbano, el contrato que se inicia en estos días comenzará por la avenida de Santa María, donde se actuarán en los 6 bancos así como en el banco-jardinera de la plaza. Es uno de los lugares más empleados y concurridos de la ciudad por personas de todas las edades, donde este tipo de mobiliario urbano es indispensable.

Luego se trasladarán al Paseo de Colón para reparar los 6 bancos de la calle a los que les falta alguna tabla; a Arzobispo Malvar (8 bancos) y cinco en la rúa da Corva (San Brais). Después continuarán por otros barrios como Eduardo Pondal, Campolongo, A Parda o Burgo atendiendo a las necesidades más urgentes.

Dependiendo del estado de los bancos se actuará de una manera o de otra. Los más deteriorados se retirarán para ser tratados en el taller y, después, volver a poner en su lugar originario. Los menos deteriorados, se podrán restaurar in situ. Y otros bancos especiales, como la jardinera de Santa María, deberán tratarse allí mismo.

Los trabajos consisten en el decapado de la madera a base de lijado, así como de los pies. Luego se barnizará la madera o se pintará (de ser el caso) y volverán a colocarse en el lugar retirado. En este proceso también se sustituirán maderas que puedan estar rotas o peligrosas, así como los pies que también puedan estar en mal estado.