El Concello de Ponte Caldelas anunció ayer que procederá a la devolución de las tasas de 2020 a los vendedores ambulantes que participan en la Feria que los días 5 y 20 de cada mes se celebra en el municipio.

El objetivo de esta decisión adoptada por el gobierno local es compensar las pérdidas de su negocio con motivo de la pandemia de la Covid-19, pues a lo largo de varias mensualidades no pudieron montar sus puestos y, una vez que se reinició la actividad económica y social, vieron reducidos sus ingresos de forma considerable.

El Ayuntamiento noti?cará a todos los feriantes la decisión a través de la Sede electrónica y les informará de los plazos establecidos para solicitar la devolución. "Con esta ayuda se pretende compensar a los vendedores ambulantes, que a causa de la Covid-19 no pudieron montar sus puestos durante varios meses y, una vez reanudada la Feria vieron reducidos sus ingresos", señaló el alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz.