El número de intervenciones realizadas durante el mes de agosto por los socorristas de Poio en las playas de Xiorto, en la parroquia de Raxó, y Cabeceira, en Lourido, fueron sensiblemente inferiores a las llevadas a cabo durante julio. Una situación que el Concello cree que puede achacarse al empeoramiento de las condiciones meteorológicas, especialmente a partir de la segunda quincena.

Así, los responsables de este servicio efectuaron 56 intervenciones, lo que supone una caída de más del 41% con respeto al mes anterior, cuando rozaron el centenar de requerimientos (96).

La playa en la que se notó especialmente esta reducción fue Cabeceira, que este año volvió a lucir la bandera azul. Si en julio se realizaron 45 intervenciones, en agosto los socorristas tuvieron que prestar 19 auxilios, la mayoría de ellos para atender heridas de diversa gravedad sufridas por bañistas.

También destacan las seis picaduras de faneca y cuatro de avispas. Además, se le tomó la tensión a dos personas. Con respecto a Xiorto, el número de heridos ascendió a 27, además de atenderse diez picaduras de avispa y ocho de fanecas, con otras dos tomadas de tensión. En el apartado de rescates, solo fue preciso auxiliar a un bañista en Raxó a principios de agosto, que necesitó de la ayuda de los socorristas para salir del agua, después de sufrir una indisposición mientras se bañaba. Por lo general, ningún incidente revistió gravedad.

Tal y como viene siendo habitual en los últimos años, los seis socorristas repartidos en estas dos áreas continuarán manteniendo el servicio hasta el final del verano, bien entrado ya el mes de septiembre. Por otra parte, a lo largo de agosto el Ayuntamiento de Poio también dio respuesta a las peticiones realizadas desde Adeac para llevar a cabo algunas mejoras. De este modo, se procedió a reforzar el pintado de plazas de estacionamiento destinadas a personas que padezcan problemas de movilidad. Además, durante todo el verano se reforzó la dotación de gel hidroalcohólico y material de protección para los profesionales.