Desde hace varios veranos, la base de la Brilat en Figueirido se convierte también en el hogar estival de la que es "punta de lanza" contra los incendios de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en Galicia. Una primera fuerza de respuesta integrada por 23 militares que tienen como misión dar apoyo y cobertura en los incendios forestales en Galicia cuando la Xunta lo requiera ante la gravedad de cualquier siniestro.

En lo que va de verano, los militares de la UME han sido movilizados a un total de 4 incendios de gran tamaño o elevada peligrosidad, los últimos de ellos en la zona de Ourense. Ayer, la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, quiso agradecer a los hombres y mujeres que integran esta Unidad Militar de Emergencias la labor que desarrollan en todo el territorio nacional y especialmente en Galicia, visitando a este equipo desplazado desde su base habitual en León, hasta la de Figueirido, en donde permanecen desde el pasado 15 de agosto. Los 23 militares van rotando a lo largo de las semanas hasta su regreso definitivo a su baleonesa y que está prevista para finales del mes de septiembre.

En las instalaciones militares de Figueirido, la subdelegada fue recibida por el teniente coronel al mando del Batallón V de la UME que tiene su sede en León, José Alberto Barjas, y por el subdelegado de Defensa en Pontevedra, Ángel de Miguel. También estuvo presente como anfitrión el coronel al mando de la base General Morillo de la Brilat, Miguel Cortés. José Alberto Barjas explicó que la presencia de esta unidad de la UME en Pontevedra es fundamental para "acortar los plazos de reacción" a la hora de actuar en la comunidad. Así, mientras que estos 23 efectivos constituyen una "primera fuerza de reacción", sobre esta "podemos llegar a desplegar entre 140 y 150 miltiares en cuestión de dos horas y media, tal y como marca nuestro compromiso de apoyo".

Larriba transmitió a los militares de la UME el agradecimient de la población a una unidad que "desde su creación en 2006, se ganó el respeto de toda la ciudadanía gracias a su trabajo, efectividad y empeño". Aprovechó esta felicitación para agradecer al Ejército y a todas las Fuerzas Armadas la labor realizada durante la "Operación Balmis" en plena pandemia, con la UME o la Brilat también en primera fila.

Larriba subrayó que, según los datos del Centro de Coordinación de Información Nacional sobre Incendios Forestales, en la provincia se produjeron en lo que va de año 35 incendios y 250 conatos que sumaron 337 hectáreas calcinadas.La subdelegada avanzó que estas cifras suponen el 25% de los fuegos registrados en Galicia que suma 238 incendios y 863 conatos con 4.571 hectáreas de superficie forestal afectada.

Recordó que la UME es un "medio extraordinario" con el que el Gobierno de España apoya a las comunidades autónomas en caso de emergencia y recalcó que como medios ordinarios el Gobierno también tiene en Galicia, a través del Ministerio de Transición Ecológica, como base permanente de dos aviones anfibios, dos de carga en tierra en Xinzo, dos helicópteros de transporte de Brigadas de Refuerzo (Brif) en Laza, una unidad móvil de análisis y planificación y una BRIF en esa misma ubicación.