Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A la piscina distanciados, con mascarilla y gafas

Mercantil y Liceo estrenan con llenos sus parques de verano y con protocolos anti-Covid, como espacios acotados o desinfecciones

Socios disfrutando de las instalaciones de Mourente. // R. Vázquez

Socios disfrutando de las instalaciones de Mourente. // R. Vázquez

"Desde el 29 de junio que abrimos el parque ni un solo día han dejado de utilizarse las piscinas, está siendo un verano espectacular en lo que respecta al buen tiempo y se nota en la afluencia", explica Ernesto Filgueira, presidente del Casino Mercantil, sociedad que recibe cada día en el parque de Mourente a más de 200 socios.

De ellos, un máximo de 185 pueden utilizar simultáneamente la piscina, donde se ha reducido el aforo en el marco de los protocolos anti Covid-19. Abre ininterrumpidamente de 11.30 a 21.30 y fuera de este horario no se permite permanecer en la zona ni en los jardines anexos equipados con mobiliario, como sillas, sombrillas, tumbonas etc, ya que se reservan esas horas para realizar las labores de desinfección.

El Mercantil recomienda que los socios "hagan uso de gafas de agua, incluso en la práctica recreativa, debido al alta concentración del cloro, así como para evitar posibles contagios", indica la sociedad, que también aconseja "lavar la vestimenta, bañadores y demás equipamientos, para eliminar riesgos de infección", al tiempo que prohíbe que se compartan elementos de uso personal como las toallas.

Por lo demás, la aplicación de las normativas ligadas a la pandemia "no nos ha supuesto demasiado problema dada la gran superficie del parque", indica el presidente del Casino Mercantil, "salvo porque el personal ha de recordar con frecuencia la obligatoriedad del uso de mascarilla".

9

El Casino Mercantil de Pontevedra abre con lleno sus piscinas

En las zonas verdes las mesas y sombrillas se han espaciado para garantizar el distanciamiento y se advierte a los socios que no pueden modificar la ubicación de estos elementos sin el consentimiento expreso del personal de la sociedad. Asimismo, todos los objetos personales, como bolsas y mochilas o toallas, deben permanecer dentro del perímetro de seguridad de metro y medio establecido por los protocolos.

Éstos también incluyen especificaciones para la gestión de residuos, como pañuelos o cualquier otro material desechable, que han de depositarse en bolsas cerradas y en papeleras específicas del parque.

Los socios están obligados a utilizar mascarillas en todos los tránsitos, al igual que sucede en el parque de verano del Liceo Casino, en donde la aplicación de los protocolos sanitarios sí ha supuesto todo un reto de organización. "Ha sido muy complicado", reconoce el presidente, Jaime Olmedo, dada la gran demanda para acudir a la piscina y la superficie de la que dispone en A Caeira.

A fin de que todos los socios tengan oportunidad de usar la piscina se han establecido 4 turnos diarios de uso lúdico, a los que se suma un quinto reservado para deporte.

Los socios pueden hacer uso de la piscina durante 2 horas y tras cada turno se llevan a cabo trabajos de desinfección de las instalaciones y el mobiliario, un protocolo de puesta a punto que incluye las esterilización "desde las tumbonas a mesitas, palos de sombrilla, ducha exterior, vestuarios y otras superficies de posible contacto", recuerda Jaime Olmedo.

Para garantizar la igualdad de oportunidades y atender las peticiones del mayor número posible de socios, se ha habilitado una centralita telefónica de reservas que permite solicitar turno con una semana de antelación.

El sistema "está compuesto por una centralita telefónica atendida operadoras, por unos lectores de tarjetas de acceso y por un sistema informático", indican los portavoces del Liceo Casino. Ha comunicado a los socios que este procedimiento "arranca con una funcionalidad básica que se irá incrementando para cubrir progresivamente las particularidades de nuestra organización, donde los clientes son los socios, personas físicas que tienen igualdad de derechos sobre las instalaciones, frente a los centros deportivos privados donde prima el interés económico de la empresa y para los que están desarrolladas la mayoría de las aplicaciones comerciales de gestión de uso de las instalaciones".

Los protocolos ligados a la pandemia también incluyen el establecimiento de un único acceso al parque y se intenta asignar a cada reserva uno o varios acotados que sumen un número de tumbonas igual al de personas que soliciten turno.

Compartir el artículo

stats