Efectivos del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Vilaboa y la Policía Local de Marín realizaron varios controles conjuntos durante el fin de semana, dedicados a realizar pruebas de alcohol y drogas.

En los controles preventivos los dos cuerpos de seguridad que realizaron la madrugada del pasado sábado en las carreteras de acceso de la localidad de Marín, se detectaron 12 conductores que dieron positivo en alcohol y uno indiciario en drogas. Once de los conductores detectados con alcoholemia positiva fueron denunciados por vía administrativa y el otro por vía judicial por haber superado las tasas penales, por lo que será investigado por un delito contra la seguridad vial.

El objetivo de estas medidas encaminadas a una mayor cooperación y colaboración operativo-policial es poder disuadir y concienciar a los conductores de la importancia de realizar una conducción responsable y segura para la ciudadanía.