Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Príncipe Felipe será el cuarto gran complejo público cuya titularidad del terreno la resolverá un tribunal

Los comuneros de Mourente decidieron reclamar la propiedad del solar en el juzgado tras fracasar el diálogo con la Diputación - Ya sucedió con la Brilat, Montecelo y Cernadiñas Novas con resoluciones favorables a los vecinos

Imagen de archivo con una vista de los terrenos que ocupa el complejo de Príncipe Felipe.

Imagen de archivo con una vista de los terrenos que ocupa el complejo de Príncipe Felipe. // Rafa Vázquez

La reclamación por vía judicial de la propiedad de los terrenos que ocupaba la base de la Brilat por parte de tres comunidades de montes (Salcedo, Vilaboa y Figueirido) en 2011 abrió la espita en el municipio a toda una serie de litigios en los que las comunidades de montes exigían en los tribunales la recuperación de la titularidad de muchos parcelas que, durante el franquismo, les fueron arrebatadas sin más para albergar complejos e infraestructuras de la administración.

Antes de la Brilat ya hubo otros casos en la provincia, como el aeropuerto de Vigo o A Madroa.Toda la provincia está llena de ejemplos, como recordaba en su día el abogado Calixto Escariz, que ha llevado la mayoría de estos pleitos. Sin embargo, el proceso que llevó a la recuperación de los terrenos de la Brilat sentó jurisprudencia al llegar al Tribunal Supremo.

Desde entonces, en el municipio de Pontevedra se han producido otras dos reclamaciones de terrenos que han tenido éxito en los tribunales en base a esta misma doctrina: La de los terrenos que ocupa el actual hospital de Montecelo, por parte de los comuneros de Mourente, y la del Campo de Tiro de Cernadiñas Novas en Bora en favor de los comuneros de Xeve.

A estos tres litigios judiciales ya resueltos se sumará en breve uno nuevo, el de los terrenos del complejo Príncipe Felipe de la Diputación Provincial. Carlos Morgade, presidente de la Comunidad de Montes de Mourente confirmaba esta semana que la asamblea de socios les ha facultado para acudir al juzgado a reclamar estos terrenos y así lo han hecho tras el fracaso de las negociaciones que mantenían abiertas con la institución provincial y que apuntaban inicialmente a un desenlace alejado de los tribunales.

Morgade lamentó este desacuerdo después de que las reuniones arrancasen de manera esperanzadora, con la Diputación al parecer dispuesta a reconocer la titularidad de los terrenos a cambio de la cesión de los terrenos y el pago de un cánon razonable. "A cousa cambiou na última reunión básicamente a un ou llo damos gratis ou nada", explicaba ayer Morgade, quien indicó que esta postura de la Diputación aboca a los comuneros a un pleitoque supondrá un gasto de recursos "incomprensible" tanto para la comunidad de montes como para la administración, no solo la Diputación, sino también para el Concello, que se verá "arrastrado" al proceso como entidad que cedió los terrenos en la época franquista a pesar de ser monte comunal.

Al igual que ocurre con el hospital de Montecelo, los comuneros arrancaron esta negociación confirmando que su intención no era impedir que las instalaciones continuasen funcionando con normalidad en su actual ubicación y su presidente cree que quizá esa postura fue la que llevó a la Diputación a optar por esta negativa a negociar en la vía extrajudicial.

Transferencia

También reconoce que la situación de Príncipe Felipe es más compleja dado que la intención de la Diputación siempre que transferir estas instalaciones a la Xunta dado que es quien tiene las competencias en materia deportiva, educativa y de protección de menores que se llevan a cabo en el centro. Esta posición política también es probable que influya en la postura que ha decidido tomar la Diputación respecto a los terrenos sobre los que se levanta el complejo.

En cualquier caso, lo que sí parece es que se avecina un nuevo proceso judicial largo que no complejo, dado que la abundante jurisprudencia existente parece dar la razón a los vecinos como ya ocurrió antes con la Brilat, con Montecelo y con Cernadiñas Novas.

Compartir el artículo

stats