Éxito total en los primeros días del programa Composta, mediante el cual se recogen los biorresiduos a través de los contenedores marrones que han sido ubicados en una ruta piloto en el centro de la ciudad.

El programa logró alcanzar en sus dos primeras semanas de funcionamiento el 25% del objetivo marcado para final de 2020 que es compostar unas dos mil toneladas al año. "De seguir a este ritmo, estaríamos acadando esa meta dentro de dous meses e medio", indicó el concejal de xestión de Residuos, Raimundo González. Actualmente son ya 501 los usuarios adheridos al programa de los que 201 son productores singulares (fruterías, supermercados, restaurantes...) y 300 pequeños productores, en su mayor parte domicilios. Acutalmente se recogen unos 1.300 kilos en un día mientras se siguen repartiendo los cubos para trasladar los residuos a los contenedores a nuevos usuarios.