La Asociación Juan XXIII hizo entrega al alcalde del informe de evaluación de la Casa Consistorial en materia de accesibilidad cognitiva. Es un trabajo realizado por 8 usuarios y profesionales para "testar los puntos débiles del edificio consistorial y proponer recomendaciones para darle solución", señalan sus responsables.

Se busca que el Concello avance en todos los ámbitos de la accesibilidad universal. En el caso concreto de la accesibilidad cognitiva, se busca, indicó el alcalde, mejorar "todo lo que tiene que ver con la percepción de los espacios y de los lugares con elementos de señalización adaptados a personas con algún tipo de dificultad de comprensión", como personas con discapacidad intectual o baja alfabetización.