Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Apuesta por la bici de ocio, pero no de transporte

El boom de demanda limita la venta a productos de más coste: desde 1.500 euros - Salen de los trasteros las abuelas de 10 años

En los 6 años que lleva abierta El Puerto Bike este arranque de temporada está siendo "el momento de mayor demanda con diferencia", explica Abel Villanueva, al frente de la tienda y uno de los profesionales de la ciudad que constata el enorme boom de la bicicleta en las últimas semanas. A día de hoy en el centro de Pontevedra apenas hay opciones por debajo de 1.500 euros y basta recorrer las grandes áreas comerciales para comprobar los vacíos en los expositores: nos lo llevamos todo.

"Todo, montaña, carretera y urbana", indica el técnico de El Puerto Bike; y con ese mismo impulso también desempolvamos aquellas pobres que teníamos olvidadas en el trastero de otras veces que también se nos dio por la bici.

De todo ha pasado estos días en las tiendas porque con el inicio de la desescalada "hubo una explosión brutal, tanto de trabajo de venta como de taller", que se puso a funcionar masivamente "en bicis que a lo mejor llevaban paradas 5 años, 10 años e incluso más, y se están recuperando ahora para empezar a salir".

Por su parte, el grueso de las ventas se centra en lo que los profesionales llaman de entrada en gama, "tanto en urbana como carretera o de montaña", con precios entre los 400 y 700 euros, que fueron las primeras en salir de las tiendas. Hoy "casi todas las marcas están agotadas por debajo de 1.500 euros".

Los precios fueron subiendo en las últimas semanas: primero se agotaron las más baratas, después las de hasta 800 euros, siguieron las de alrededor de 1.000? "La gente viene, te pregunta, dan una vuelta, ve que no hay en ningún sitio, que es algo generalizado, y empieza buscando un producto más económico pero poco a poco va subiendo porque es que, sencillamente, no hay", subraya Abel Villanueva en el momento de mayor trabajo de su tienda.

Es uno de los profesionales que, aún contento, lamenta que la bici continúe siendo para los pontevedreses un elemento recreativo y de ocio. Y es que frente a otras ciudades en las que los usuarios buscan sustituir al transporte colectivo, en Pontevedra ese segmento es, con diferencia, el que menos se está moviendo comercialmente. Es evidente que no interesa al centro en una ciudad peatonal, pero sí a toda la periferia que podría desplazarse en bici.

Entre los pocos que pudieron contar en estos momentos con stock, Javi Laredo, de Bici O Con. Al comprobar el aluvión de demanda se anticipó y adquirió una primera remesa "que nos duró dos o tres semanas", reconoce, así que tuvo la oportunidad de renovar el pedido con una gran partida para el verano.

El estreno ha sido a lo grande en los últimos días. ¿Lo que más se vende? La bici de montaña, que se considera más adaptable "y vale un poco para todo", recuerda el profesional, uno de los que sonríe al pensar en lo que le espera a esas bicis dentro de 4 meses. Lo mismo las volvemos al trastero, perfectamente preparados esta vez para huir en bici del virus.

Compartir el artículo

stats