Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vuelve la cultura presencial

La exposición de Morquecho en el Pazo, paso hacia una normalidad llena de precaución

La recuperación de la vida cultural presencial se está haciendo "con muchísima precaución", reconoce la concejala de Cultura, Carme Fouces, "estamos testando permanentemente cada protocolo, para, a medida que vaya aumentando la demanda de aforo en los eventos culturales, tener todo muy estudiado, muy previsto y que no se produzca ninguna eventualidad".

La desescalada dio un paso mas ayer con la apertura de la primera exposición en el Pazo tras la alarma sanitaria. Se trata de "Morquecho 2000-2020", una muestra en la que José Ramón Morquecho reúne más de 150 de sus piezas procedentes de distintas colecciones, obras de gran formato que traducen su trayectoria vital, especialmente sus viajes.

18

El Pazo inaugura la primera exposición de la "nueva normalidad" en Pontevedra

Hasta el 27 de septiembre puede visitarse esta exposición comisariada por Eva Morquecho y cuya celebración es un nuevo test de las medidas de prevención recomendadas para los espacios culturales, a la cabeza el distanciamiento. Con la vigilancia, la concejala de Cultura insiste en la importancia de que "la gente se anime a participar en la vida cultural de la ciudad, como se lleva haciendo tantos años".

Insistió en transmitir un mensaje de "tranquilidad y seguridad, nosotros vamos a cuidar de que todas las medidas de seguridad se cumplan, y también apelamos a la responsabilidad de todo el mundo, por supuesto".

En paralelo a la reactivación de la vida cultural y de la participación del público, Carme Fouces reconoce su preocupación por la reanudación de la actividad de las empresas del sector. "Es un motor económico de este país y de esta ciudad sobre todo y es muy importante que arranque, que se enganche bien y que funcione", manifestó a FARO la concejala.

La primera propuesta para los amantes del arte es un verano disfrutando de la inspiración de Morquecho en Vermont (EEUU), Marruecos, Finlandia o sus dos años en Berlín. Son impresiones que han querido ser plasmadas, indica el artista, con "mucha intensidad. Esa intensidad es mi característica principal y mi lenguaje es el color".

Poemas y textos acompañan a las obras en un paseo que invita a descubrir la intensidad de un artista y a ir recuperando paso a paso nuestra vida cultural.

Compartir el artículo

stats