Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El meollo

Columpios en stand-by

Columpios en stand-by

Columpios en stand-by

Tiene bemoles con la que está cayendo a diestro y siniestro, montar un cisco a cuenta del decretito de la Xunta sobre las medidas convenientes para la reapertura de los parques infantiles, tal y como ha hecho el concejal socialista Iván Puentes, con el apoyo de su secretario general, David Regades.

Vaya por delante que no se trata de darle la razón, ni mucho menos de defender a Feijóo, Rueda o Domínguez. Eso corre por su cuenta y riesgo. Tampoco se trata de poner a caldo a Puentes, quien tiene cierto crédito ganado por alguna actuación meritoria. Sin embargo, en este asunto de los parques infantiles aún cerrados en esta ciudad -caso único en su entorno- porque considera complicada y cara esa reapertura, el edil se está columpiando un rato largo. A ver si se aplica, que de eso se trata en suma.

Si Puentes tuviera hechos sus propios deberes; es decir limpios y desinfectados los parques en general y en particular los columpios y demás juegos, otro gallo cantaría. Pero sucede que, por ejemplo, los cincuenta bancos, cincuenta, de la plaza de Galicia, ofrecen una imagen asquerosa, a la espera de un simple manguerazo que los deje utilizables. Para eso están, ¿no?, y ya estamos muy cansados de tanto esperar.

No estaría de más saber con qué periodicidad se hacen habitualmente esas tareas de mantenimiento y limpieza en tiempos normales, sin confinamientos por medio, con el fin de calibrar bien la justificación de la queja del edil socialista. A ver si resulta que dichas labores se realizan de pascuas en viernes, o simplemente corren por cuenta de la madre naturaleza.

De paso, Iván Puentes podría informarnos también sobre las razones por las cuales todas las fuentes de esta ciudad de premio, vecinas de los parques infantiles en muchos casos, se encuentran en un estado tan deplorable: bien sin agua -¿por ahorro?-, haciendo de contenedores de basura, o bien con un agua putrefacta. No hace falta recordar al señor concejal de parques y jardines que tan higiénico como necesario cuidado no está sometido a ningún decreto de la Xunta y corresponde a su única y exclusiva responsabilidad, sin coste adicional de ningún tipo.

Por tanto, cabe preguntarse aquí por simple decoro en que guindo andaban perdidos Puentes y Regades cuando hasta ayer mismo como quien dice, Sánchez e Illa a la cabeza, impartían instrucciones por doquier sin orden ni concierto, con el BOE en la mano. Ahí está El Meollo de la cuestión.

Compartir el artículo

stats