Los gansos del Nilo sobrevolaron ayer el Pleno de Pontevedra. Lo hicieron de pasada, pero de forma suficiente como para que el Concello saliese a aclarar cuál va a ser el futuro de los 14 ejemplares censados hasta el momento en el municipio de Pontevedra y que deben ser retirados por tratarse de una especie invasora y agresiva que pone en peligro a otras aves autóctonas.

Todo comenzó con un "chascarrillo político de actualidad", o al menos así lo definió el líder del PP, Rafael Domínguez, cuando en medio del debate sobre la situación económica del Concello le dijo alcalde Fernandez Lores que había pasado "de ser un metepatas a ser un matapatos", en clara referencia a la campaña de control de estas aves.

Tras esta breve aparición, los patos (o gansos, mejor dicho) se quedaron sobrevolando en el ambiente del pleno hasta que volvieron a aparecer en el debate de otro de los puntos del orden del día, cuando el concejal del BNG César Mosquera, sacó a colación lo de "matapatos" para recordar que, en todo caso, fue la propia Xunta del PP la que "mandó quitarlos", al tiempo que venía a decir que el gobierno local, hasta ese momento, poca atención le había prestado a los quehaceres de los mediáticos gansos.

Y tras aclarar Domínguez que lo de "matapatos" era tan solo una broma, los gansos levantaron el vuelo y se fueron del Pleno. No obstante, la alusión del PP fue suficiente para que el Concello reaccionase aclarando que, en todo caso, los gansos del Nilo que van a ser retirados del Lérez y el Gafos no van a ser, en ningún caso, sacrificados. El concejal socialista Iván Puentes llegó a asegurar que las tres parejas y ocho ejemplares jóvenes censados en el municipio "non van ser retirados dos ríos de Pontevedra" mientras el ejecutivo local no "tenga la garantía y seguridad de que no van a ser sacrificados".

Puentes también señaló está tramitando con la jefatura territorial de Medio Ambiente de la Xunta la reubicación de las aves en un centro de conservación de la fauna "entre los que se baraja el parque zoológico ornitológico Avifauna, situado en el municipio lucense de Outeiro de Rei". Una opción que cristalizó a última hora de la mañana de ayer por lo que ese será finalmente el destino de las aves.

La prole de los gansos del Nilo de Pontevedra: ocho crías

El edil de Desenvolvemento Sostible e Medio Natural también recordó, como hizo Mosquera en el pleno, que fue el Servizo de Patrimonio Natural da Xunta el que instó al concello a eliminar esta especie invasora "muy peligrosa para la subsistencia de otras autóctonas". También recordó la existencia dedirectivas europeas, estatales y autonómicas "que el gobierno municipal comparte y que obligan a retirar estos ejemplares de los ríos de toda Europa".

"Son una especie exótica e invasora", insistió, "especialmente territorial y que, al igual que otras especies invasoras como la velutina o el grejo americano que tenemos en la Xunqueira de Alba, están destruyendo los ecosistemas propios de Galicai y a aniquiliar otras especies autóctonas como los patos del país, además de ser fuente de transmisión de enfermedades como la gripe aviar". Los gansos no morirán, pero completarán su ciclo vital bajo control en cautividad.