El alcalde y la concejala de Réxime Interior, Anabel Gulías, visitaron ayer el nuevo edificio municipal de la calle Herreros al que, a partir de la próxima semana, se comenzarán a trasladar las áreas municipales de Tesorería y Urbanismo. Tras la visita, anunciaron que la fecha prevista de apertura al público es la del lunes 8 de junio y que el primer servicio en prestar atención en ese nuevo inmueble será Gestión Tributaria. Lo hará bajo el sistema de cita previa.

Según indicó Miguel Anxo Fernández Lores "ya estaba previsto mejorar y agilizar tanto la atención a público como el trabajo de los funcionarios y aquí vamos a conseguir una atención más personalizada y limitando las aglomeraciones y la espera para la gente que se acerque a hacer gestiones administrativas".

Fernández Lores recordó que estas instalaciones acogerán a 70 trabajadores municipales en los cerca de 1.400 metros cuadrados que suman estas dos plantas. En la planta baja se ubicarán las áreas relativas a Tesorería (Tesorería, Gestión Tributaria, Contratación tributaria, tributos e inspección) con un total de 30 puestos de trabajo. En el primer piso se ubicarán las de Urbanismo (Disciplina urbanística, Medio Ambiente y Policía Administrativa, Oficina técnica de licencias e inspección, Oficina técnica de rehabilitación, Servicio de Urbanismo, Planeamiento y Patrimonio) con 40 puestos de trabajo.

Además, y atendiendo a las medidas de seguridad tras la aparición del Covid-19, se garantizan las medidas de seguridad y distancia social de dos metros tanto entre trabajadores como entre trabajadores y público, y habrá dos accesos diferenciados, uno para personal y otro para público. Conviene recordar que esta remodelación ya incluía en el proyecto inicial servicios como domótica y videovigilancia, así como una reforma interior pensada para ahorrar hasta un 50% de los consumos de energía habituales en las oficinas de este tipo.

En el exterior también se instaló una celosía de madera con la función de refrescar las oficinas en verano o mantener el calor en invierno, en el marco de la denominada Arquitectura Pasiva para conseguir una calificación energética de proyecto tipo "A", la mejor de las posibles.

Anabel Gulías señaló que el traslado de las áreas de Tesorería y Urbanismo al edificio de Herreros conllevan una reformulación de los espacios que ya estaban previstos en el proyecto de modernización de la Administración local pero que ahora se están acelerando tras la aparición de la Covid-19. En este sentido, explicó que con la reforma de Michelena 30 y con el traslado a Herreros, quedará libre una parte del edificio de Churruchaos donde está previsto reorganizar el espacio y ubicar allí el Servicio de Patrimonio y las oficinas de los grupos de la oposición. Además, el traslado de Gestión Tributaria supondrá que el Ayuntamiento dejará de pagar el alquiler del bajo en Xofre de Tenorio, donde estas oficinas estuvieron instaladas hasta ahora.

También adelantó que está previsto realizar una reforma en el propio Teatro Principal para acondicionar todo el área que quedará libre, tras el traslado de Disciplina Urbanística, para disponer de salas de reuniones y de una sala de prensa.