Sesenta segundos para recordar a las víctimas por la Covid-19. Así comenzaron ayer en la provincia de Pontevedra los diez días de luto oficial decretados por el Gobierno. Esta concentración silenciosa ante la Subdelegación en memoria de los fallecidos por la enfermedad contó con la presencia de la propia subdelegada, Maica Larriba, así como de otras autoridades como la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, o del alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, así como distintos miembros de la Corporación local pontevedresa o mandos de la Comisaría y la Guardia Civil. Una concentración que se realizó guardando la distancias de seguridad y portando las correspondientes mascarillas.

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, subrayó que este minuto de silencio pretende "expresar nuestro dolor y nuestras condolencias a las familias y allegados de los más de 600 muertos que ha provocado la pandemia de la Covid-19 en Galicia".

Larriba señaló que "la mayor preocupación de este Gobierno ha sido desde el primer momento proteger primero la salud pública de nuestros conciudadanos y conciudadanas y ahora que iniciamos la vuelta a la normalidad es el momento de rendir homenaje a aquellos que han fallecido por esta terrible enfermedad".

Así explicó en su intervención que estos diez días de luto oficial decretados por el Gobierno "queremos iniciarlos con este pequeño homenaje" a todas las víctimas de la pandemia. Larriba explicó que esta es una enfermedad que "va a cambiar nuestras costumbres y la forma de relacionarnos" pero cree que también servirá "para unirnos mucho más". "La sociedad de esta provincia ha sabido estar a la altura tanto de manera individual como colectivamente" y sostiene que la pandemia "nos ha hecho sacar lo mejor de cada uno de nosotros y nosotras". "La solidaridad y el altruismo lo hemos visto día a día", explicó la subdelegada. "Como sociedad hemos salido fortalecidos", añadió.

Maica Larriba quiso finalizar teniendo un "recuerdo especial" para los 272 fallecidos en las residencias de la tercera edad en Galicia. "Nuestros mayores han sufrido especialmente esta terrible pandemia", indicó, por lo que considera que "es justo que después de su sacrificio a lo largo de toda una vida para consolidar el progreso de nuestra sociedad le tengamos que rendir un homenaje especial y les transmitamos nuestro respeto". Por eso quiso que estos "sesenta segundos de silencio sirvan para honrar la memoria de todas las víctimas de la Covid-19".

Xunta de Galicia

Muchos concellos de la comarca se sumaron también a estos minutos de silencio además de otras instituciones, como la Xunta de Galicia, que realizó su propio homenaje a los fallecidos por la enfermedad ante la sede de la delegación territorial de Campolongo, que estuvo presidida por el delegado territorial José Manuel Cores Tourís.