El gastromercado reanudó ayer su actividad bajo mínimos, con solo 4 de los espacios gastronómicos y sin apenas actividad durante la mañana, salvo los trabajos de mantenimiento de los trabajadores, que también volvían a sus ocupaciones tras las semanas de parón. Este regreso con pocos clientes hizo innecesarias las limitaciones de aforo, que reducen sensiblemente la capacidad de estas instalaciones (a un máximo del 40%) en la primera planta de la Plaza, pero sirvió de calentamiento para el previsible incremento de la demanda al acercarse el fin de semana.

Las primeras jornadas tras la reapertura "nos sirven para retomar el movimiento", señala Javier, al frente de la Cervexería O Quiñón, "también para ver cómo es la primera respuesta de la gente, para ver cómo respira" tras la reapertura y la incorporación de novedades como la señalética, las dos unidades de desinfección o el protocolo de limpieza tras el uso por parte de cada cliente o grupo.

EN DIRECTO

Coronavirus en Galicia: última horaCoronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

El arranque, añade el hostelero, "está más bien enfocado al resto de la semana" y a generar "un ambiente seguro para que sea agradable para la gente". Así, cada local supervisa la limpieza de las mesas, bancos y sillas y también se han instalado indicadores sobre distancias de seguridad y recorridos, otra de las grandes novedades de la jornada.

Se busca unificar los espacios, señala la Concellería de Promoción Económica, "alrededor del concepto de Sabores... Los adhesivos para el suelo y las aplicaciones colgantes tienen forma de corazón y un aspecto colorista, lo que simboliza el estado de cierta alegría con el que vamos a afrontar la nueva normalidad".

El horario de atención al público será de 11 a 16:30 horas el martes, miércoles y jueves, y de 11:00 a 16:30 y 19:00 a 00:00 horas el viernes y sábado. La apertura se retrasará una hora en la jornada del domingo, en la que los clientes podrán contar con establecimientos abiertos entre las 12:00 y las 16:30 horas.

Entre los pocos clientes en la arrancada, Alfonso, que explica que "vine para ver cómo estaba el tema de la reapertura y aprovechando que ya venía al gastromercado antes del confinamiento para mantener las costumbres".

A unos metros, una joven pide una ensalada en Unami Poke, el otro puesto que abrió y a los que se sumaron los dos bares de la Plaza (Olmos y La Plaza). La previsión es que nuevos puestos levanten la verja en los próximos días, "al menos 3 o cuatro de comida, la vinoteca y vermutería", avanzan los profesionales del gastroespazo.