Entre el 14 de marzo y el 24 de mayo pasado la Policía Local de Pontevedra impuso un total de 533 denuncias por incumplimiento del estado de alarma, de las que un 76% corresponden a hombres y 24% a mujeres. 49 denunciados eran reincidentes. Desde la apertura de los bares se han impuesto 5 sanciones por tener más mesas de las autorizadas en la terraza.

Por otra parte, se han dado de baja todos los usuarios de recogida de basura a la puerta por pacientes de covid-19.