Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se dispara la demanda del Banco de Alimentos

Hay un nuevo perfil de usuario, que tenía un trabajo precario. La ONG precisa donaciones

Un voluntario organiza las estanterías del Banco, en donde se constata el aumento de la demanda. // G. S.

La demanda en el Banco de Alimentos se ha incrementado un 10% desde el inicio del estado de alarma, que hace mella especialmente "entre muchas familias que va vivían en una situación precaria" que el parón económico ha dramatizado, señala a FARO José Luis Doval, responsable de esta organización que suministra regularmente víveres de primera necesidad a "unas 5.000 personas del entorno de Pontevedra", precisa.

Su almacén de la calle Faustino Santalices "no está desabastecido,", indica su responsable, "pero es cierto que no estamos reponiendo a la velocidad que deseamos" para atender a ese repunte de las solicitudes. Destaca que "la demanda ha subido mucho en las últimas semanas, desde el arranque del confinamiento, porque ahora tenemos ese nuevo segmento de población que atender".

EN DIRECTO

Coronavirus en Galicia: última horaCoronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

Se trata de "familias y parejas que realizaban trabajos en precario o sin garantía alguna de permanencia y que ahora no tienen empleo". Recurren a alguna de las 40 entidades homologadas a las que suministra el Banco de Alimentos para poder llenar la despensa y, en la gran mayoría de los hogares, alimentar a escolares que estos meses no disponen del comedor escolar, en algunos casos la única garantía de que tendrán regularmente un desayuno o un almuerzo saludables.

Ante el incremento de la demanda el Banco de Alimentos hace un nuevo llamamiento para la donación de víveres de primera necesidad. Especialmente, se necesita "aceite, cacao, leche, gallegas y conservas de pescado, que es en los apartados en el que estamos en estos momentos más flojos y que son muy importantes para garantizar los desayunos y comidas sencillas para los niños", señala Doval.

El Banco de Alimentos no solo ha incorporado en los últimos días nuevos protocolos de seguridad ligados al Covid-19 sino también una reorganización de los voluntarios, ya que "los de más edad no pueden venir a ayudarnos estos días".

Compartir el artículo

stats